15.5.2019

Dos preguntas básicas que guían la selección del pegamento más adecuado, por Cementos Avellaneda

¿Qué y dónde? Son dos preguntas básicas que guiarán al profesional al momento de elegir el pegamento más adecuado para su obra.


Los avances tecnológicos registrados en los últimos años han permitido elaborar premezclados para la construcción de alto desempeño, gracias a la combinación inteligente de cementos de alta resistencia, agregados minerales de granulometría controlada y aditivos poliméricos de última generación. Ante este escenario, el fabricante de mezclas adhesivas para la colocación de revestimientos cerámicos, posee dos alternativas a la hora de formular su producto:
•Diseñar una amplia y variada gama de premezclados, de la cual cada uno de ellos se orienta hacia una aplicación específica
•Desarrollar algunos pocos productos, encuadrados dentro de las normas IRAM, de uso múltiple (multipropósito).

Si bien la primera alternativa es conceptualmente inobjetable, la enorme variedad de productos disponibles en el mercado genera dudas en el profesional, a la hora de seleccionar el pegamento más adecuado para una aplicación concreta, dificultando su tarea.

El segundo enfoque, que propone Cementos Avellaneda, consiste en poner a disposición del usuario sólo tres productos, que cubren casi la totalidad de las aplicaciones con las que puede enfrentarse el técnico en su práctica profesional. Esto facilita la tarea de selección del pegamento y evita cometer errores que pongan en riesgo la seguridad de la colocación o le exijan al usuario afrontar, innecesariamente, un mayor costo.

En nuestro país, las mezclas adhesivas para revestimientos cerámicos, calcáreos, graníticos y pétreos deben cumplir los requisitos contenidos en la norma IRAM 45062. Esta norma clasifica los pegamentos cementicios en tres clases:
C1 (como Perfecto Impermeable): aptos para colocar piezas de media y alta absorción, tales como los azulejos y la cerámica roja, entre otros.
C2 (como Perfecto Porcellanato): indicados para colocar todo tipo de placas, en particular, las de gran compacidad y baja absorción (porcellanatos, vicri, materiales pétreos, etc.).
C3: son conocidos en el mercado como “flexibles”, se trata de mezclas diseñadas para colocaciones “especiales”, donde se requiere un adhesivo con alta capacidad de deformación (losas radiantes) o donde se requiere un plus de seguridad (colocación sobre fachadas o cerámicos existentes, grandes piezas). A esta clase pertenece Perfecto Flexible.

Con base en lo expuesto, una forma de abordar la selección del pegamento más adecuado para nuestro caso es dando respuesta a dos sencillas preguntas: ¿Qué? y ¿dónde?

La primera pregunta (¿Qué?) refiere a “qué” tipo de cerámico se colocará, en términos de su absorción (alta, media o baja absorción). La segunda pregunta (¿Dónde?) se orienta a saber si las condiciones a las que estará sometido el revestimiento, a lo largo de su vida en servicio, serán críticas o especiales; por ejemplo, si se prevén grandes cambios de temperatura (colocación sobre losa radiante), si existirán condiciones adversas a la adherencia (colocación sobre pisos existente) o si se requiere un plus de seguridad frente a las consecuencias que podría generar un desprendimiento (colocación sobre fachadas).


Tabla 1. Clasificación de las mezclas adhesivas de base cementícea

Veamos un ejemplo que nos sirva para aplicar este esquema de razonamiento. Supongamos que debemos colocar un revestimiento de tipo pétreo sobre una fachada (figura 1, izquierda) y planteamos las dos preguntas básicas:
•¿Qué tipo de piezas colocaré? Tratándose de placas de roca (baja absorción), podría utilizarse un pegamento clase C2 o C3, ya que ambos productos admiten la colocación de piezas de baja absorción. Pero veamos a qué nos lleva la segunda pregunta.
•¿Dónde irán colocadas las piezas? Para el caso de fachadas, la norma IRAM 45062 (tabla 1) exige el empleo de un pegamento de calidad superior (mayor adherencia y/o mayor capacidad de deformación) por cuanto entiende que las condiciones a las que estará sometido el revestimiento justifican esta elección. Tratándose de un revestimiento de color oscuro, al exterior (expuesto a la acción directa de los rayos solares), el plano cerámico, seguramente, estará sometido a importantes deformaciones entre el día y la noche, ante los cambios inevitables de temperatura (figura 1).

En la figura 1 (izquierda) se muestra la fotografía de un frente símil piedra, junto con la correspondiente imagen térmica, obtenida a través de una cámara termográfica (figura 1 derecha). La cámara termográfica detecta la energía infrarroja emitida por el material y convierte esa energía en una lectura de temperatura o termograma. Las cámaras termográficas ofrecen una imagen que muestra diferencias de temperatura del objeto que se está midiendo y permite ver las zonas “calientes” (nótese que la temperatura del revestimiento es > 45 °C).

En resumen, si bien por el grado de absorción de la pieza cabría emplear un pegamento clase C2, desde el punto de vista técnico es recomendable el empleo de una mezcla adhesiva clase C3, como lo es Perfecto Flexible (figura 2), para hacer frente a las altas deformaciones que sufrirá el revestimiento.


Figura 1. Izquierda: Fotografía natural del frente de un pilar con revestimiento símil piedra; Derecha: termograma de la fotografía izquierda (fotografía tomada en febrero de 2019)

Figura 2. Vista del envase de Perfecto Flexible

Acerca de Cementos Avellaneda
Cementos Avellaneda inició con el modesto propósito de fabricar cal y que, de pronto, creció hasta alcanzar una producción que superaba las sesenta mil toneladas anuales. Sus cementos aparecieron en el mercado argentino en la década del cuarenta. Poco después le siguieron el cemento de albañería, los pegamentos y los hormigones. En los ochenta fusionaron su historia con la de dos de las empresas más importantes del mundo en su rubro, dando lugar a la entrada de capitales extranjeros a la sociedad. Las certificaciones ISO9001 en los procesos de elaboración la posicionaron en un lugar de liderazgo indiscutible. Son muchos años y están llenos de logros y números. Sin embargo, su verdadero legado está en las paredes, los techos, las casas y las carreteras, a saber, en la construcción del país. En el 2010, la firma pone en funcionamiento un nuevo molino de cemento de tipo vertical de rodillos en su Planta Olavarría. El Molino 11, diseñado en concordancia con el compromiso de desarrollo sustentable que mantiene la organización, permite hasta un 40% de ahorro de energía. Ya hacia 2011 y 2012 renuevan sus productos de cemento, cal y pegamento, hasta que en 2013, Cementos Avellaneda logra poner en marcha el primer bitren en el país, con aprobación para circular en todas las rutas y autopistas de la provincia de San Luis.

Más información > www.cavellaneda.com.ar

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas