21.3.2005

Vivienda unifamiliar, en Sant Vicenç de Monatalt

Juan Guibernau y Elena Mateu, arquitectos catalanes afincados en Barcelona, ofrecen en este proyecto una apuesta personal sobre la arquitectura necesaria para los modelos familiares contemporáneos cuando estos se superponen, en una edificación, a la convivencia con un tiempo extenso recreacional o -según los casos- con el tiempo laboral profesional autónomo.

Las viviendas proyectadas retrotraen a la memoria tanto las utopías como las realidades de la mejor arquitectura europea de principio del siglo XX en una actualización volumétrica, formal, constructiva y de servicios -vivienda máquina- plenamente puesta a fecha de hoy. Una rotundidad tipológica que en absoluto oculta su sintonía y voluntad de relación global con el paisaje circundante como particular con los espacios interiores que se enroscan a diferentes escalas y con gracia mediterránea en unas viviendas en las que el lujo del aire y la luz se hacen presentes, son reivindicados para sus habitantes.

Memoria
Las condiciones topográficas del solar son las típicas de una urbanización del El Maresme: una acentuada pendiente, buenas vistas hacia el mar, contando además de la proximidad del club de golf.

Se accede a las viviendas por la parte más alta del solar, desde una calle con ligera pendiente. Esto provoca un escalonamiento de las mismas, permitiendo de este modo las vistas hacia el mar entre una y otra.

Desde la calle accedemos a una gran plaza donde encontramos el garaje y el acceso a la vivienda. En esta misma planta se sitúa la zona de noche, quedando separada del acceso por un doble espacio, una vez atravesado este, por una pasarela, encontramos dos habitaciones con un baño y una gran suite con terraza, que se abre buscando las mejores vistas y asoleo.

En la planta inferior se encuentra la zona de día, una gran cocina, salón comedor y una gran porche que se prolonga con la piscina.

La disposición cruzada de los volúmenes que forman la planta superior e inferior crean un gran patio delante de la cocina, consiguiéndolo así una zona exterior de mayor intimidad, pero a su vez con vistas cruzadas a la piscina por el porche.

También te puede interesar
House Terrace

Debajo de la plaza de acceso encontramos un programa extra de salas de usos múltiples y habitación de invitados iluminadas por dos patios.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas