4.6.2014

Reflejando Ausencia: Pabellón del Museo «National September 11 Memorial»

Ciertas características del Pabellón parecerán una reminiscencia de las torres originales, mientras que otras veces a estas nociones sólo se alude. El alternante tratamiento reflexivo de la fachada será un reflejo de los cambios de estación, revelando diferentes cualidades del Pabellón a lo largo del año.

Las superficies inclinadas, reflectantes y transparentes alientan a la gente a caminar más cerca, tocar y mirar al interior del edificio. Una vez dentro, los visitantes miran a través del atrio del Pabellón y comienzan una transición física y mental, en un viaje desde arriba hacia abajo de la tierra. Desde el atrio se levantan dos columnas estructurales rescatadas de las torres originales. Aunque retiradas de su antigua ubicación y función, marcan el sitio con su propio gesto profundo y estético. Los livianos y aireados materiales del Pabellón dejan que entre luz natural en el Museo por debajo del nivel del piso, conmemorando la tenue relación del Pabellón con el suelo, igualmente ingrávida y esperanzadora.

Como complemento de la potencia y simplicidad de las piscinas y los árboles, Snøhetta ha diseñado un edificio visualmente accesible, poco imponente, que está totalmente integrado en el sitio conmemorativo. Con su forma baja, horizontal y su elevada geometría, el Pabellón actúa como un puente entre dos mundos -entre el Memorial y el Museo, el arriba y debajo de la tierra, la luz y la oscuridad, entre las experiencias colectivas e individuales. También tiende un puente entre estructuras separadas: la estación del Path, el Museo y la estación de metro debajo. Entre los extremos verticales y horizontales, es un peldaño entre los rascacielos y la plaza. Como una joya, la fachada rayada del Pabellón fue desarrollada en colaboración con el cliente para permitir que el edificio tenga una fuerte resonancia para el visitante, así como proporcionar la conexión visual y arquitectónica con el entorno urbano circundante. La superficie plana del Memorial Plaza es atravesada por el atrio de cristal del pabellón, que permite a los visitantes entrar en el museo bajo el nivel del piso, y traer con ellos la luz del sol desde arriba.

También te puede interesar
Una obra inmersiva en el Faro de la Isla de Santa Clara

El nombre de la Memorial Plaza es «Reflejando Ausencia». Cuando los visitantes cruzan la Plaza y se acercan al perímetro de las piscinas, su mirada cae para ver la cascada de agua en las piscinas principales, entonces fluye aún más durante el segundo reborde del vacío interior. Es un reflejo físico de la ausencia monumental creada por los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre. Por el contrario, el Pabellón de Snøhetta refleja presencia: el momento actual, el día, la hora, el clima, los árboles, los edificios de los alrededores, y en especial todos los visitantes presentes en el Memorial. Mientras miran hacia abajo en las fuentes conmemorativas para contemplar y rendir homenaje al pasado, miran hacia adelante y hacia arriba al Pabellón para reflexionar sobre el presente y el futuro, con valentía y con esperanza.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/Uh2Mmm

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas