9.12.2013

Museo de Arte Moderno de San Francisco

El Museo de Arte Moderno de San Francisco (SFMOMA) dio a conocer la escalera diseñada por Snøhetta, que le dará la bienvenida a los visitantes del actual museo Haas Atrium para acceder al corazón de la ampliación del edificio de 235.000 pies cuadrados, actualmente en construcción y programada para principios de 2016.

Siguiendo el diseño original del atrio del arquitecto Mario Botta, la nueva escalera mejorará el espacio de exhibición y permitirá una entrada de luz natural más directa desde el óculo que, por primera vez, se verá como un círculo completo. La escalera servirá también como un puente clave entre las partes nuevas y las existentes del edificio, integrándolas como un todo sin fisuras.

Centrado por debajo del óculo y totalmente abierto a la aurícula, la escalera creará un punto de entrada expansivo que dará la bienvenida a los visitantes al nuevo nexo de arte ubicado en el segundo piso. El objetivo central de la concepción de la expansión es crear entradas adicionales y nuevos puntos de acceso al museo. Estas múltiples entradas transformarán la experiencia de la planta baja de la ampliación del SFMOMA tejiendo más profundamente la actividad del museo con la vida del barrio.

«Con su hermosa geometría variable y la sensación de espacio abierto, la escalera de Snøhetta señala una nueva dirección, respetuosa de la arquitectura existente, pero que mira al futuro«, dice Neal Benezra, director de SFMOMA.

«Hemos imaginado una escalera que se sienta como en casa en el atrio de Botta, pero que introduce al visitante en el lenguaje de los nuevos espacios, creando un poderoso momento de superposición entre ambos mundos«, dice el arquitecto Craig Dykers, director de Snøhetta.

Una experiencia completamente nueva en el Atrium
La escalera se extiende desde el nivel del suelo del Haas Atrium hasta la Art Court en el segundo piso, indicando la continuidad del recorrido y, a su vez, mantienendo las vistas hacia ese espacio abierto y transparente. En lugar de seguir una configuración recta o en espiral, la variación en zigzag del diseño se inspira en la idea de atravesar una pendiente. Este movimiento en zigzag desacelera el paso de los visitantes y los anima a hacer una pausa y a disfrutar de la belleza de la aurícula y del arte allí instalado.

También te puede interesar
Museo de Ciencia y Tecnología de Hainan

«La escalera también crea un momento maravilloso en el paisaje que hace referencia al entorno urbano del edificio, evocando las colinas y las terrazas de San Francisco«, dice Dykers.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas