14.7.2014

The Photographer’s House, en Hungría

El arquitecto Bence Turanyi y el fotógrafo Zsolt Batar decidieron unificar sus visiones artísticas y profesionales, y el resultado de su trabajo es una casa extraordinaria en un bosque.

La idea detrás del edificio fue crear armonía entre el hombre, la naturaleza y los aspectos económicos. La casa de madera sostenible respira junto a los árboles de los alrededores, y su vida está documentada por el artista que vive en ella. La casa era una de las favoritas del jurado internacional para el Premio Arquitectura de Medios de Hungría 2013.

La Casa del Fotógrafo es un ejemplo único de Slow Design: uno se puede ensuciar las manos mientras recoge leña del bosque para calentar la chimenea, esto agudiza todos los sentidos gracias a la presencia viva de la selva, y se crea un vínculo emocional entre el hombre y la naturaleza. La casa respira literalmente junto con el bosque, mientras que en el interior se encuentra el constante olor a madera. Y este olor especial es parte de la estructura viva de la construcción. En invierno, la chimenea calienta la casa, mientras que durante las noches de verano la brisa fresca del bosque entra por las ventanas abiertas.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1oqUOy5

También te puede interesar
Un pabellón en la "La Isla Jardín" de Hawái

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas