12.4.2011

ZeBar, a live bar in Shanghai

Este proyecto nació en 2006, cuando un director de cine de Singapur y un ex músico del sur de China decidieron abrir un bar en vivo en Shanghai. Con un presupuesto muy bajo y tiempos muy ajustados, los primeros conceptos propuestos para el diseño fueron aprobados: crear un espacio formado a partir de la sustracción digital de cientos de porciones de una mancha amorfa. La idea parecía compleja pero en realidad era muy simple y nació naturalmente de los entornos del modelado digital 3D con los que algunos disfrutan jugando con volúmenes y espacios virtuales. El espacio se dividió en sectores para traerlo de vuelta del medio digital al mundo real. En Europa, es natural la utilización de este tipo de diseños en las fábricas donde, gracias a las máquinas de control numérico, se cortan fácilmente enorme cantidad de piezas de muy diferentes secciones. Pero en China, el trabajo de las máquinas aún se sustituye por el trabajo manual de baja paga. Utilizando un proyector se colocaron todas las secciones dibujadas sobre placas de yeso y luego se cortaron cada una de ellas en forma manual. El costo fue sorprendentemente bajo pero el sentimiento de culpa por los trabajadores fue mayor. La construcción fue muy rápida y en un par de meses la obra estuvo casi terminada. Fue entonces cando descubrimos que nuestros ingenuos clientes no tenían ningún plan de negocios, por lo que el sitio permaneció cerrado durante 3 años para finalmente inaugurarse en 2010. Esta es la historia de la ZEBAR, un diseño digital integrado al mundo analógico.

This project was born in 2006 when a Singaporean movie director and an ex musician from south of China decided to open a live bar in Shanghai. The budget was very low but the client was incredibly good and open-minded to us.
The schedule was very tight and fortunately they liked immediately one of the first concepts I proposed to them: a caved space formed from of a digital Boolean subtraction of hundreds of slices from an amorphic blob.
The idea looks complex but actually is very simple and was born naturally from the digital 3D modeling environments where I and others enjoy playing with virtual volumes and spaces. The space was subdivided into slices to bring it back from the digital into the real world; to give a real shape to each of the infinite sections of the fluid rhino nubs surfaces.
In Europe the natural consequence of this kind of design will be giving the digital model to the factory and thanks to the numeric control machines cut easily the huge amount of sections all different from each other.
But we were in China where the work of machines is replaced by the work of low paid humans. Using a projector they placed all the sections we drew on the plasterboards and then cut each of them by hands. The cost was surprisingly low and the sense of guilt towards the workers higher.
The construction was incredibly fast and was almost finished in a couple of months, when we discovered the naïve clients didn’t have any business plan and the site remained closed for 3 years and was finally completed and opened in 2010 when they discovered how to run the business.
This is the story of the ZEBAR, a digital design built into an analogical world.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas