18.4.2012

Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque Nacional en Cantabria, España

Al salir del desfiladero de la “hermida” y abrirse el Valle de Liébana, la carretera atraviesa la antigua finca “sotama” de la diputación, donde hoy en día se asientan algunas instalaciones deportivas. Existen en las proximidades muestras de las actividades tradicionales del valle; serrerías, una planta destiladora de orujo de Liébana y los garajes de la maquinaria de obras públicas. En ese entorno, donde la presencia de los Picos de Europa aún es lejana, se ha ubicado el Centro de Interpretación del Parque Nacional en Cantabria, de modo que es el primer edificio del valle, donde se orienta la actividad y la distribución de los visitantes en la zona.

El edificio busca participar, desde la actitud de renuncia a lo superfluo y de búsqueda de la abstracción de algunos planteamientos de la arquitectura moderna, en la recuperación y el uso de los materiales más naturales y nobles utilizadas en la tradición constructiva del valle, la piedra y la madera.

Morfológicamente el edificio está compuesto por la superposición de dos elementos; una plataforma pétrea de forma trapezoidal, asentada en el terreno con unas dimensiones máximas de 80 y 60 metros. Todos los alzados laterales de esta plataforma, incluidas las rampas y perforaciones internas están limitadas y conformadas por gaviones de piedra del lugar.

Un volumen prismático recto creado por la adición de sucesivos tablones de madera colocados de forma similar a la utilizada en los secaderos de las serrerías de la zona, de modo que actúan como celosía de lamas.

En coherencia con la imagen exterior, el edificio internamente aloja las grandes salas temáticas y de  exposiciones en la plataforma desde donde se contempla el cauce del cercano río deva. El volumen superior protege, distribuidas en sucesivas plantas, la sala de audiovisuales y conferencias y las dependencias de oficinas y administración.

Sobre él se apoyan las instalaciones de paneles térmicos de producción de calor para el sistema de calefacción por suelo radiante.

Todo el conjunto, ligeramente separado de la carretera de acceso al valle por unas líneas de aparcamiento, es rodeado por un bosque de árboles autóctonos.

También te puede interesar
MUPAC, Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas