20.5.2012

Casa VB, Loredo, Cantabria, España

Esta casa surge de la voluntad de encuentro con un lugar. Sus formas son rotundas y su volumetría clara, como la Arquitectura tradicional de la región. La imagen exterior transmite austeridad y permanencia. Parece que la casa siempre hubiera estado ahí, empotrada en la ladera oeste del bosque.

Los espacios interiores y la manera de recorrerlos, los largos planos horizontales, los techos altos, la escalera, la luz procedente de grietas y  lucernarios nos evocan a un tiempo menos frágil.

Formalmente el edificio se descompone en dos elementos, un basamento construido con un hormigón aplacado con piedra, que se empotra en la ladera. Sobre él un ligero volumen pavimétrico, apenas formalizado con vidrio transparente o translucido.

El acceso al a vivienda se realiza desde la parte superior de la ladera. El camino que desciende mirando hacia el mar gira para encontrarse con la fachada de acceso, orientada hacia el noroeste.

Protegido por una larga puerta corredera, el zaguán de entrada se entiende como un espacio intermedio entre el interior y el exterior. Una segunda puerta permite el paso al corredor de comunicaciones. El esquema de la casa se mantiene igual en todas las plantas  tres crujías especializadas. La exterior aloja todos los espacios habitables que a su vez se comunican en sección. La intermedia acoje las comunicaciones verticales y contra el terreno se sitúan los pasillos o corredores horizontales. Un muro de madera separa estas dos últimas y a su vez aloja la biblioteca.

A partir de ese esquema volumétrico, las plantas se simplifican para eliminar cualquier elemento no imprescindible. De este modo en la planta de acceso se ubica la zona de estar y comedor, la cocina y una pequeña bodega, la planta primera agrupa las habitaciones familiares y una zona de estar con la chimenea, la segunda planta aloja una habitación de invitados y el estudio.

Fuera ya del volumen denso, de hormigón y piedra y apoyado sobre él, un liviano mirador permite asomar la mirada entre los árboles cercanos.

También te puede interesar
Casa en la Juanita

Aquí la luz densa de las plantas inferiores, la “vieja luz” de las ventanas profundas de la arquitectura tradicional de la región se hace difusa para inundar la estancia en un todo, sin sombras definidas, recreando el ambiente de la modernidad.

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas