22.4.2024

Casa Lechuza

Para estar más cerca de sus nietas, la concepción de esta casa en la capital de São Paulo surge de la decisión del matrimonio de cambiar de domicilio, habiendo residido anteriormente en el interior del estado.

La esposa, arquitecta paisajista, y el esposo, un ingeniero vinculado a México, donde pasó parte de su infancia, pretendieron recrear la serenidad de su antiguo hogar, incorporando elementos de la arquitectura tradicional mexicana en la nueva residencia como una forma de evocar recuerdos nostálgicos. La realización de este proyecto confió al equipo de ARKITITO.

Ubicado en Vila Madalena, un barrio de intensa actividad social y cultural, el terreno presentaba desafíos notables: inclinado, esquinero e identificado por una geometría triangular. Ante estas características, se adoptó un enfoque cuidadoso, con el objetivo de explorar al máximo las particularidades del terreno.

La propuesta consiste en crear una nueva planta baja, elevándola al punto más alto del terreno. Esta solución permite una integración armoniosa con el jardín y la creación de un mirador para apreciar el paisaje del barrio. Además, permite la inclusión de un garaje a pie de calle y una entrada discreta, aportando mayor privacidad a la residencia.

El acceso peatonal a la planta principal se realiza a través de una pequeña escalera situada en un lateral de la parcela, que conduce al jardín principal.

La casa se articula entre dos patios conectados por una galería de circulación, que también sirve como espacio de oficina para el propietario, beneficiándose de luz y ventilación permanentes durante todo el día.

En la planta baja, con una altura de techo de 3,60 metros, los ambientes sociales se integran perfectamente con el jardín a través de grandes marcos de vidrio que se abren completamente, creando la sensación de un ambiente social unificado. El jardín, diseñado por el propietario, desempeña un papel social fundamental y evoluciona con el uso, presentando senderos sinuosos y una plaza privada delimitada por un pavimento de piedra negra portuguesa. Esta plaza se extiende como una continuación de la sala de estar, mientras que un jardín de hierbas y especias está ubicado estratégicamente frente a la cocina, para brindar practicidad cotidiana e infundir aromas frescos al espacio. El hastial de la fachada se extendía en altura para servir como barandilla, brindando mayor privacidad a la familia.

También te puede interesar
Residencia Kojima

En el interior, con el objetivo de ofrecer a los residentes una vista panorámica que se extiende desde el jardín hasta las copas de los árboles y el horizonte, la mesa de trabajo de la cocina se sitúa en el centro del espacio. Esto permite disfrutar de momentos agradables durante la preparación de las comidas. Los gabinetes se diseñaron con una altura menor que el techo, creando una sensación de amplitud, mientras que el diseño modular sigue el patrón de la encimera principal y la librería opuesta.

En la paleta de colores, la presencia de tonos verdosos y terrosos, presentes en carpinterías y marcos, aluden a las tonalidades del exterior.

El salón emerge como un espacio integrado pero protegido, con paredes que interrumpen la línea de los marcos, creando un ambiente más reservado, ideal para sesiones de cine. Esta solución también abre espacio para una galería especialmente organizada para exhibir la colección personal de los residentes, iluminada a través del tragaluz que delimita el perímetro de la escalera.

En la parte trasera se encuentra el lavadero, un amplio espacio de almacenamiento y un dormitorio de invitados que da al jardín trasero. En este espacio, un huerto de tres niveles diseñado para el cultivo de verduras y hortalizas, haciéndose eco de los hábitos de vida en el campo traídos por los clientes.

La planta superior está íntegramente dedicada a la suite principal, compuesta por un dormitorio, un armario y un amplio baño. El marco de altura casi completa, colocado en la fachada principal, lleva el paisaje al interior, mientras que la puerta lateral conduce al jardín privado, adornado con piezas antiguas seleccionadas por el propietario. La pérgola de estructura mixta (metal y piezas de madera rugosa) ofrece una agradable zona de sombra.

También te puede interesar
Lone Pine, complejo turístico

En el baño, el suelo revestido con baldosas cerámicas con gráfica floral, y la bañera estratégicamente situada frente al marco de cristal, protegida por un árbol exterior, como un auténtico oasis urbano.

La volumetría de la casa se presenta como una estructura sólida, interrumpida por el dinamismo de los vanos que dividen estratégicamente las fachadas y rodeada por el par de patios. El color exterior, en tono arena, y los marcos rojo cobrizo hacen referencia a los recuerdos de infancia de los residentes, así como a algunas elecciones para el jardín. El nombre de la casa, Lechuza – atribuido por los vecinos – significa «búho» en español, y además de los significados de sabiduría y protección, también evoca la posición observadora de la residencia, situada en un punto alto con vistas a la ciudad.

Leé la nota original en inglés > https://arqa.com/en/architecture/lechuza-house.html

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas