7.4.2014

Can Durban en Baleares, España

Dejando atrás todo tipo de conflicto - el arquitecto dibuja una línea clara - un enlace - entre el cielo y la piedra en bruto del lugar. Lo moderno y lo tradicional se unen.

La finca en Ibiza muestra diferentes tonos de blanco, todos en contraste unos con otros. Su patio central, jardín privado, es un punto crucial que conecta las diferentes partes de la casa. Aquí es donde usted entra, como es la tradición.

Ventanas fijas, sin marco evidente, corren a lo largo de la sala de estar. La barrera que separa el interior y el exterior se desdibuja. El mobiliario diseñado por el arquitecto y los elementos de piedra comunican el mismo salvajismo. Esta es su manera de resistir el ambiente áspero del país que rodea la casa. El sol penetra en la habitación, dejando su huella en una superficie plana, virgen. La arquitectura devela el misterio de las cosas cuando se examina lo esencial.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1kD6VrC

También te puede interesar
Madera de montaña, inspirada en el contexto rural

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas