11.8.2008

Autoridad Portuaria de Málaga

Primer premio del Concurso Internacional realizado en 2002, convocado por la Autoridad Portuaria de Málaga para la transformación del Muelle 2 del Puerto de Málaga para su integración urbana.

Invitados al concurso los siguientes estudios de arquitectura:
-Junquera arquitectos
-Cesar Portela, Barrionuevo, Molino y Alvarez, García
-Salvador Perez Arroyo y Peter Cook
-José Seguí Arquitectos Asociados
-Pica Ciamarra Associati
-Xosé M. Casabella, Grupo VOV y HCA

El Palmeral de las Sorpresas, de los acontecimientos, variados y cambiantes, permanentes o temporales, un nuevo espacio para Málaga con vocación de convertirse en el espacio publico de referencia que la ciudad necesita.
Una Plaza Mayor con forma de Salón que se asoma al Mediterráneo, formalizado con tres elementos básicos, una trama isótropa de palmeras, una pérgola que discurre paralela al muelle, y una lamina de conexión con la ciudad.

El Salón formará parte de un nuevo itinerario peatonal que se inicia en la Plaza de la Constitución, continua por Calle Larios hasta la Plaza de la Marina, para desde ella saltar a través de la lámina, alfombra sombreada por umbráculos ligeros, hasta el palmeral.
El paseo continúa, lineal bajo la sombra de la pérgola, y zigzagueante adentrándose en el palmeral por la atracción de un amplio catalogo de sorpresas, implantadas en los escenarios que formaliza la trama del palmeral. Al final la plaza del Ocio, puerta de conexión con la Málaga de Levante, lugar de encuentro con el muelle del Ocio, paseo de bullicio, contrapunto del palmeral del sosiego.
Por último, el final del itinerario, la Farola, la linterna de Málaga, la puerta del mar desde la que se contempla una nueva fachada de Málaga presidida por las siluetas de la Catedral y la Alcazaba, liberadas de la dureza del perfil del silo y de los galpones portuarios, apoyadas en un zócalo verde formado por un telón transparente, el palmeral, y un telón opaco, la arboleda de La Alameda sobre los que flota enhebrándolas a modo de liviana aguja la pérgola cristalina.

También te puede interesar
Puente de cristal en el área escénica de las Tres Gargantas de Huangchuan

La vegetación es el elemento estructurante del parque. A través de la trama de palmeras se establece un orden general que a su vez genera una serie de recintos, escenarios, de tamaños diversos. Sé reinterpreta la estructura de los palmerales agrícolas del sureste de la península ibérica y del norte de África.
Las palmeras contribuyen a crear unas condiciones microclimáticas, de sombreo y humedad, que potencian el buen desarrollo de diversas especies de árboles, arbustos y tapizantes. Esta plantación está ordenada en franjas que sugieren la misma lógica geométrica de los cultivos agrícolas.
La rotundidad de la plantación de palmeras con una única especie hace que se establezca una interesante relación con La Alameda con la que no compite ni en volumen ni en diversidad sino que actúa a modo de zócalo y de filtro protector frente a los vientos salinos.
Siguiendo la trama ortogonal de las palmeras y los límites de los escenarios, se introduce el agua en forma de acequias, pequeñas láminas y surtidores.
Frente al espacio laberíntico del palmeral, el paseo de la pérgola es un espacio direccional simple y claro de traza. Para romper su excesiva monotonía, se recurre al artificio de manipular la luz natural y artificial como elemento cambiante, creando una sucesión de laminas de diferente traza y ritmo aleatorio, ofreciendo un juego de luz y sombras que cambia con el gradiente del sol según las horas y el día, y según la fuente de luz sea natural o artificial.

La propuesta es más un plan director que una solución cerrada. Se propone un orden básico sobre el que implantar diversos escenarios, un sistema abierto, flexible y cambiante en el que se alternan distintas escenificaciones, permanentes y temporales, vegetales, de entretenimiento, de reposo, de juego, de escultura, del agua, etc.
Como parte de estos escenarios los museos y los posibles futuros edificios que se construyan si se decide agotar la edificabilidad disponible. Edificios que buscan una volumetría de mínima impronta, se colocan en posición perpendicular al muelle para conseguir la máxima permeabilidad visual desde la ciudad y se construyen sobre pilotes, para que el peatón los perciba únicamente como un umbráculo.
Para minimizar aún más la volumetría del Salón, se incorpora el sótano del actual silo al uso museístico, y la estación marítima se traslada al intercambiador conectándose a través de una pasarela.
En el supuesto de no actuar fuera de los limites establecidos en el concurso, nuestra propuesta no se desvirtúa en absoluto, manteniéndose íntegramente salvo la lamina de conexión que se convertiría en la cubierta del intercambiador, y la plaza de la Alameda no se realizaría.

También te puede interesar
Puente para ciclistas y peatones sobre el río Neckar

Desde el inicio del 2007 se están ejecutando las obras del parque y edificios, sin contemplar el elemento de conexión con la ciudad.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas