3.1.2019

Villa en las Palmas

Villa in the Palms lleva el nombre de los 19 imponentes cocoteros que crecieron durante décadas en el terreno, que expresaron el concepto de la villa.

Esta casa de cuatro dormitorios tiene vistas a un campo y a un arroyo de temporada. Enclavada en el paisaje natural, Villa in the Palms parece casi un pueblo, con pequeñas casas enclavadas entre cocoteros de 80 años de edad, casi invisibles desde más arriba de la carretera. El hecho de que los árboles estuvieran en el sitio durante décadas le da a la casa una presencia muy arraigada.

Concepto y proceso de diseño

El enfoque de diseño del estudio es volver a conectar la arquitectura con la naturaleza. El diseño de un bloque de construcción regular habría requerido talar varios árboles para acomodar el programa. Para evitar esto, el edificio fue cuidadosamente diseñado entre los árboles, sin alterar el entorno, y sin derribar un solo árbol durante la construcción.

En consecuencia, la estructura, fragmentada en lugar de monolítica, recuerda a un antiguo pueblo de Goa pero, al mismo tiempo, es totalmente moderna. Cada habitación en la planta baja, por ejemplo, se siente como una casa separada, con baños en suite, un jardín trasero, un jardín delantero y un patio interno flanqueado por paredes de laterita. Estos volúmenes independientes están interconectados por cubiertas, pasajes y puentes que serpentean a través de los árboles y sobre la piscinas y los jardines.

El diseño del edificio adopta distintas características y materiales locales del estado costero tropical de Goa, con paredes de piedra de laterita locales expuestas, techos inclinados y pantallas hechas de madera de teca de 100 años de antigüedad reciclada, mientras que el diseño del paisaje se compone de especies tropicales locales (en su mayoría varios tipos de palmeras) que mantienen su exuberante vegetación durante todo el año.

Los techos inclinados en diferentes ángulos rinden homenaje a los monzones y acentúan la naturaleza de staccato y la estética fragmentada del edificio. Los techos intersticiales que cubren cada unidad de manera individual recogen el agua de lluvia, al tiempo que integran visualmente el edificio en el exuberante paisaje. Los límites entre el interior y el exterior se difuminan y los amplios espacios abiertos conectan cada espacio vital.

Si bien todo está abierto y lleno de luz y aire, la casa sigue siendo muy privada. Las paredes de laterita protegen térmica y visualmente cada habitación, manteniendo la privacidad mientras se orientan para obtener las mejores vistas del campo norte. La fachada norte, por otra parte, se abre con un gran acristalamiento empotrado en los campos sin aumentar la ganancia solar.

Con la masa térmica de las paredes de laterita, las fachadas abiertas del norte y los patios internos abiertos, la casa está diseñada para ser ambientalmente sensible a su ubicación, sostenible en la medida en que puede ser una casa privada, respetando el entorno y la geografía locales.

La entrada principal presenta una especie de crescendo dramático, con una vista que se amplía con cada paso: primero un poco de piedra de laterita expuesta, luego un vistazo de la piscina, luego los jardines y finalmente el amplio campo lo lejos. A un lado se ubica una sala de estar iluminada desde el cielo con un jardín interno y paredes de mampostería expuesta. En el otro lado se ubican una cocina abierta y un comedor con barra, todos con vista a una amplia terraza y a la piscina con tres cuerpos de agua separados por puentes de madera de teca e islas de árboles. La piscina infinita está totalmente integrada con la villa, dividiendo las áreas semiprivadas de las privadas.

Un dormitorio se apoya en la piscina, con una ventana de hendidura en el piso que permite que las ondas del agua se reflejen en el techo. Todos los baños de la planta baja tienen bañeras hundidas incorporadas para disfrutar de los paisajes del patio contiguo. El último dormitorio cuenta con un sereno baño interior-exterior donde la luz y la sombra crean paisajes en constante cambio.

En el piso superior hay una sala de estar, un tocador, un jardín en el último piso y una exquisita suite principal. Esta última consta de un dormitorio y una biblioteca abierta, con un “puente celeste” con ventanas que separan el dormitorio de un vestidor y del gran baño principal. Las vistas desde arriba miran no solo en el campo abierto hacia el norte, sino también tienen “vistas a la jungla de Goa” hacia el sur, repleta de tejados de tejas rojas de la aldea contigua.

Visitá la nota original en inglés > http://arqa.com/en/architecture/villa-in-the-palms.html

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas