5.5.2016

¿Una escalera de avión en la oficina? Bienvenidos a El Cuartel

La agencia de creatividad El Cuartel estrena oficina en su sede de Málaga. Inspirada en un aeropuerto militar, el nuevo espacio de trabajo tiene como eje central una verdadera escalera de avión.

Lo primero que ves cuando entras en la nueva oficina de la sede en Málaga de la agencia El Cuartel es una escalera de embarque de pasajeros de avión con un tractor motorizado. Se trata de una pieza original que ha sido restaurada y adaptada y que, con sus 6.000 kilos de peso, se erige como un elemento escultural sorprendente que une las dos plantas de este espacio de trabajo. Para poder ubicar esta escalera motorizada dentro de la oficina hubo que romper la puerta principal ya que las dimensiones del camión no permitían su entrada.

La inspiración llegó cuando la fundadora y directora de la agencia, Pilar Ruiz-Rosas, decidió alterar los conceptos habituales y no construir una escalera de obra, ni de madera. Debía ser un elemento escultural y para ello nada mejor que romper moldes. Descontextualizar una pasarela que hasta ahora sólo se había utilizado en exteriores y en entornos de aeronaves y desarrollar todo el proyecto en relación a este elemento constructivo. Generar así una oficina funcional e innovadora, única a nivel mundial.

En esta oficina, ubicada en la inspiradora calle malagueña Mundo Nuevo, trabajan 28 empleados en 300m² distribuidos en dos plantas. En la planta baja, de 4 metros de altura, pueden verse los sistemas de conducción por el techo, las vigas de cemento y los paneles verticales de metal reticulado que aportan un aspecto que recuerda expresamente a un hangar de aeropuerto donde cada departamento y despacho está, además, numerado.

Al subir la escalera, que está en el centro de El Cuartel, se accede a un espacio de trabajo peculiar donde las paredes curvas imitan el fuselaje de un avión provisto con sus ventanillas. A través de las puertas, también en formato curvo, se accede a los despachos de los creativos, ordenados a modo de cabinas de pilotaje: cada una es su centro de mando.

También te puede interesar
Lingdi Office, Reconstruction of Office Space with Simple Lines

En la escalera de avión se puede leer EC3-04 y cuando se llega arriba EC28-16. La historia detrás de esta leyenda alfabético-numérica es que, en 2004, cuando se fundó la agencia, se contaba solo con tres empleados. Y ahora, en 2016, son 28 los que conforman este ejército de creativos.

El proyecto, los materiales, la idea
El proyecto está concebido apostando por despachos abiertos perfectamente organizados y en convivencia con espacios comunes diáfanos y muy acogedores pensados para conectar a los trabajadores, reunirse e intercambiar ideas, generando una mayor colaboración y sensación de apertura. El mobiliario, en blanco y madera natural, compone un espacio íntimo que favorece la concentración.

En todo el edificio, grandes puertas y enormes paneles de cristal actúan de ventanales. A través de ellos la luz entra de despacho en despacho, generándose así un estado de ánimo positivo y sereno.

En todas las estancias destaca el contraste cromático del blanco y el cemento y la piedra de mampostería que imita con exactitud los cantos rodados que se utilizaron para levantar La Alcazaba de Málaga en el siglo XI, monumento que preside el paisaje que se puede ver desde esta oficina privilegiadamente situada.

Sala La Alcazaba y Sala El Bunker
Dos salas son utilizadas en El Cuartel como centro de operaciones comunes. La Sala La Alcazaba, con capacidad para 10 personas, es un espacio amplio y diáfano y que tiene como protagonista principal dicho monumento, el más antiguo de la ciudad. La estancia se caracteriza por sus vistas, por la luz natural que la inunda y por el toque minimalista y contemporáneo que define a todo el edificio. Se presenta como el escenario perfecto para mantener reuniones con los clientes y llevar a cabo el desarrollo de ideas entre los trabajadores.

También te puede interesar
Espai Baronda

A la Sala El Bunker se accede a través de una puerta corredera “de seguridad”. En ella encontramos un espacio para reunirse sin ventanas, sin sonido, con paredes de cemento, luz con focos de interrogatorio y un mapa en una mesa central, que hace las veces de ruta de maniobras, al más puro estilo militar. Esta original sala tiene capacidad para 16 personas y cocina office integrada. El relieve del forjado de la pared de cemento y las luces rasantes LED le aportan a la sala un clima íntimo de cooperación y compromiso.

Como nota curiosa cabe señalar que las nuevas oficinas de El Cuartel fueron, en el pasado, un verdadero alojamiento militar. O al menos en parte. Allá por el siglo XIX, alrededor de medio centenar de viviendas fueron arrendadas al Ejército que las usó de cuartel, donde algunos historiadores sitúan al General Torrijos horas antes de ser fusilado.

Inversión y ejecución
Uno de los objetivos primordiales del proyecto era contener la inversión y llevar a cabo la ejecución en un plazo de 60 días: las obras de la nueva oficina de Málaga no superan los 100.000 euros y se llevaron a cabo en plazo. Para conseguirlo se mantuvo gran parte de la estructura original, como los ventanales exteriores y las paredes de cemento. Las propias ideas generadas para cada espacio debían cumplir la premisa de ser económicas: cuanto más austeras, más auténticas, aumentado así la veracidad y fiabilidad que imprime la agencia y manteniendo retenido en cada rincón el carácter tan innovador y divertido que define a El Cuartel.

Sobre El Cuartel
El equipo humano de esta original Agencia de Publicidad forma un auténtico batallón preparado para luchar en un entorno competitivo como es la creación de campañas efectivas para sus clientes y anunciantes. Ese trabajo creativo, efectivo y constante le ha llevado a ser considerada la tercera mejor agencia independiente de España según los Premios Control 2014. Este sostenido y continuo crecimiento ha supuesto tener que mudar el “Cuartel General”. Ahora la oficina se enmarca en un espacio contemporáneo y se sitúa en un entorno único, frente a la Alcazaba de Málaga.

También te puede interesar
“One Hong Kong”, L’Oréal Workplace

Con 12 años de trayectoria y 36 premios nacionales e internacionales, El Cuartel ha dado servicio a anunciantes como Iberinform, Red Bull, Unicaja, Dunkin Coffee, Mayoral y Turismo de la Costa del Sol entre otros, generando empleo y contribuyendo al desarrollo del sector de la comunicación pese a estos años difíciles, algo que hizo a la agencia pilotada por Pilar Ruiz-Rosas valedora del premio AJE 2013 a la trayectoria empresarial.

Sobre Pilar Ruiz-Rosas
La creadora y fundadora de El Cuartel ha sido además quién ha gestado la idea de la nueva oficina. Pilar Ruiz-Rosas se formó en la Escuela de Arte de Málaga y en la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid. Con inquietudes creativas, desde su niñez no ha parado de innovar en conceptos, primero como Directora de Arte en OgilvyOne Madrid, luego para McCann Erickson y desde hace 12 años para El Cuartel. El proyecto del nuevo “Cuartel General”, inspirado en un campamento del ejército del aire para hacer volar la imaginación, ha sido visado por Juan Manuel Benítez González, arquitecto y técnico superior de proyectos.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas