21.8.2013

River Aquarium, en Mora, Portugal

El River Aquarium se encuentra en Mora, un pequeño municipio de la región norte de Alentejo, Portugal. Dada la necesidad de cambiar el desarrollo regional del lugar, con una cada vez más débil economía agrícola, basándose en el turismo ambiental, el municipio puso en marcha el diseño y la construcción de un acuario que de alguna manera pudiera encarnar los paradigmas de la biodiversidad del río ibérico.

Integrado en el Parque Ecológico de Gameiro Wild y bordeando el arroyo Raia, el edificio se encuentra en medio de lo que fue un campo de árboles de alcornoques y de olivos, aislado de las actividades de tiempo libre y de pesca del río. La parcela tiene una topografía suavemente ondulada que forma una cuenca en la confluencia de dos pequeños cursos de agua. Colocar el acuario en el borde de este lago casi natural permitió relacionar sus contenidos temáticos con la presencia del agua dulce.

Dado que en el Alentejo el sol es abrasador y, por lo tanto, existe la necesidad de crear sombra, el edificio fue concebido como un volumen compacto y monolítico, con pórticos prefabricados de hormigón blanco con luces de 33 m, que evocan el perfil de los canónicos establos de cal de Alentejo, conocidos como «Montes». Los sistemas de ventilación cruzada y de sombra, junto con los circuitos de agua, favorecen la reducción de la energía de refrigeración utilizada, el aumento sostenible de la humedad y el bienestar de la vida animal y vegetal.

Sobre un pedestal de hormigón macizo, con su entrada por una escalera- rampa, un conjunto de cuadros mudos contienen el programa, y desde allí se ubican: la recepción, la venta de entradas, la tienda, la cafetería, las salas de exposiciones, el centro de documentación e investigación y las salas de exhibiciones en vivo y de multimedia, además de un pequeño auditorio.

En el interior, los espacios de exposición tienden a ser oscuros, con el fin de minimizar el impacto UV sobre las exhibiciones en vivo y permitir a los visitantes una visión profunda de los acuarios. El vacío al aire libre, entre las cajas del programa, no sólo permite puntos de vista hacia el exterior, sino también se transforma en un paseo que culmina en el puente sobre el lago, el cual es también en sí mismo una exhibición en vivo de los animales y las plantas recolectadas en la región.

También te puede interesar
Bosque para el descanso

Las exposiciones en vivo, la principal característica de un acuario, se reproducen a través de sistemas complejos que sostienen la vida y las condiciones necesarias para el hábitat de los diversos animales y plantas. En el sótano, estos sistemas garantizan la estabilidad de la temperatura del agua, el pH, el control de la calidad y del filtrado del aire para cada hábitat. El sistema incluye una galería de conductos debajo de cada exposición para suministrar y controlar el agua. Para ello, el agua se toma de un pozo y se bombea a un depósito, regenerado después de su uso. Además, las áreas de cuarentena de animales, la preparación de alimentos, los laboratorios, y los servicios de personal y logística completan la planta técnica.

Aparte del hormigón in-situ como zócalo de los pórticos blancos prefabricados, las cajas del programa son de  mampostería de terracota con un acabado de yeso pulido, marcos de acero y carpinterías de MDF lacadas. Con una superficie total construida de 2.000 sq-m, el Acuario Mora incluye más de 500 especímenes vivos y espera recibir 200.000 visitantes al año.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas