17.12.2013

Refugio Pangal Casablanca

La casa se ubica en la parte alta del loteo y se emplaza en un terreno en pendiente de 5000 m2, con vegetación propia del lugar principalmente Quillayes, cactus y espinos. Su vista principal es el valle y las quebradas del lugar orientada hacia el Norte.

El encargo consistió en generar un refugio, el cual fuera eficiente y simple, esto desde el proceso constructivo hasta su posterior uso, y los requerimientos para enfrentar el proyecto, se resumen principalmente en que el acceso, emplazamiento de la casa, terraza y piscina estuvieran condicionados por la vegetación nativa existente, procurando no intervenir el terreno natural, lo que llevó a que se diseñara con un sistema de pilotes y una pasarela de 40 mts. que une el acceso con la casa.

Espacialmente debía aprovechar las vistas existentes así como incorporar la mayor cantidad de luz y sol, sin perder su privacidad y sentido de acogida.

Es una vivienda dividida en dos áreas pero de tal manera que mantienen continuidad en el espacio. Esta condición se desarrolló en una suerte de abrazo al Quillay existente, que fue nuestra referencia directa en el terreno. Así fue como se dispusieron los recintos sociales y de servicios en un volumen de mayor altura con orientación y vistas hacia el nororiente y el dormitorio que se orienta hacia el Norte, con cierta independencia y en un volumen de menor proporción.

La estructura es de acero, escogida por velocidad constructiva y versatilidad, y en el diseño de la vivienda se destaca en pilotes y remates superiores e inferiores. Los revestimientos son de madera, en el exterior machihembrado horizontal con tinte oscuro y en el interior placa terciado madera terminación albayalde. En ambos casos, la idea es generar una solución económica, de condición natural y neutra, frente al entorno y al espacio interior.

La aislación se realizó por medio de poliuretano proyectado, con el fin de generar un confort acorde a los requerimientos de ubicación y uso. La Luz se resuelve primero por su emplazamiento y luego en la comunicación de espacios y vistas. La piscina de 2 x 10 m. y 1.2 m. de profundidad, se plantea de manera sutil en el lugar. Se comunica a través de las terrazas con la vivienda y corresponde a una extensión de la misma hacia el terreno. Las cubiertas de ambos volúmenes se proponen como quinta fachada de manera de sumar situaciones, a una casa de dimensiones menores, enriqueciendo recorridos y vistas.

También te puede interesar
Ortho, una casa estilo rancho

Las vistas se vuelcan hacia el valle en todo el recorrido de su fachada norponiente, enmarcando las vistas en un solo espacio. De esta forma, se logra estar en el lugar desde el interior de la vivienda. Nuestro objetivo fue desarrollar una vivienda respetuosa con el lugar y alejada de pretensiones.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas