27.7.2010

Reforma de la Casa Consistorial de Benavente, España

El proyecto es la reforma integral del interior de un antiguo edificio neoclásico de mediados del siglo XIX. Del mismo sólo se conserva el cascarón exterior, una estructura de fachada y pórtico en estilo neotoscano, ya que en los años 70 se realizaron reformas que destruyeron por completo todo el interior. Después de algunos años sin uso recupera su función como Casa Consistorial.

Historia de una cortina y una escalera

La intervención se articula en torno a muy pocos materiales y a dos piezas propuestas en el proyecto: una cortina roja y la nueva escalera. Con estas dos piezas se marcan las pautas de la intervención, el espacio se define por el flujo de visiones y movimientos cambiantes que posteriormente producirán sus visitante, es decir, el nuevo espacio no depende de la estructura perimetral formada por los muros del antiguo edificio.

a. La percepción de ambas piezas depende del movimiento: en el caso de la escalera su percepción sólo es entendible recorriéndola, subiéndola, bajándola y penetrándola desde el ascensor. Sus flujos varían no sólo en función del programa al que responde sino también por su evidente exposición a la luz cambiante del este y del oeste. La subida por la rampa permite apreciar la componente vertical del espacio. Frente a un proceso de secuencias espaciales horizontales, en un proceso de narración continua, la ascensión o el descenso entre plantas genera una discontinuidad que provoca que el espacio se escape vertical y horizontalmente, que se fugue. La escalera pasa de ser un mero elemento de conexión a convertirse en espacio vertical.

b. La cortina se diseña mediante dos recuerdos, el más evidente es una traslación de una de las piezas más desconocidas del pabellón de Barcelona de Mies van der Rohe, su cortina roja, siempre corrida sobre el muro del acceso, con una altura de 3,10 m. Su actual ubicación en el pabellón de Barcelona ha hecho que desaparezca su función inicial, se encuentra al inicio de todos los recorridos, lo que hace que el visitante ignore las sombras del muro donde la cortina se protege y se lance hacia  la claridad del patio-estanque donde se encuentra la escultura de Georg Kolbe.

También te puede interesar
Casa Mitre

El segundo recuerdo, que es el que le da significado, hace referencia a la mítica Penélope que tejía y destejía su tela como metáfora de las narrativas cambiantes de la historia. La cortina envuelve un espacio de reunión, de toma de decisiones de la Junta de Gobierno Local, un espacio de contradicciones y de intentos imposibles por conseguir un sentido coherente de la vida de la ciudad. Con la cortina se consigue que el espacio se convierta en lugar. La movilidad de la cortina lo hace opaco y transparente, convirtiéndolo no en una caja de decisiones administrativas sino en la caja de algunas pesadillas y de muchos sueños que toman luz.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas