27.1.2020

Reconstrucción del cementerio de Castel San Gimignano

El cementerio de Castel San Gimignano es un ejemplo paradigmático de un "camposanto" en la campiña toscana: una expresión de la civitas que se encuentra en el pueblo y sus tierras agrícolas, una fuente de vida.

A finales de los años 1200, San Gimignano y Colle Val d’Elsa lograron la plena autonomía como municipios libres y se estableció un pacto de amistad entre los dos, que definió las áreas territoriales y las políticas de expansión. Entre 1309 y 1320, se erigió un poderoso castillo en Monte dei Lecci, que actuaba como una línea de demarcación y control. La ciudad que pronto surgió a su alrededor se llamaba Castel di San Gimignano. Antes de la década de 1300 ya había una iglesia dedicada a Santa Cristina ubicada en un pequeño grupo de casas rurales y granjas en el área donde se construyó el cementerio. El cementerio de Castel San Gimignano es un ejemplo paradigmático de un «camposanto» en la campiña toscana: una expresión de la civitas que se encuentra en el pueblo y sus tierras agrícolas, una fuente de vida.

Las características tipológicas de su forma uniforme aún son claramente visibles: un recinto con mampostería de piedra y campos funerarios en altitudes escalonadas, siguiendo las laderas de la tierra en un patrón en terrazas. Las entradas múltiples siguen la articulación de los dos campos superior e inferior.

El muro fronterizo de piedra se ve reforzado a lo largo del lado norte por una hilera de cipreses, mientras que otros cipreses aislados se encuentran cerca de las entradas este y oeste en línea con el cementerio más bajo.

Los cipreses median visualmente la integración del cementerio en el paisaje circundante. El valor de la estructura para el paisaje, en su minimalismo y simplicidad, aún se conserva en gran medida, tanto como un punto privilegiado para ver este paisaje como su continuación natural en los bordes del cementerio, en una especie de continuo visual. El proyecto de reurbanización conllevó una relación equilibrada entre los espacios completos y vacíos existentes. La nueva característica de las paredes de gaviones que contienen piedra caliza local, que trazan los nuevos nichos, dialogan con la secuencia lineal de las paredes fronterizas y la pared de piedra seca que marca el cambio de altura entre los campos superior e inferior. La forma de capilla de los nuevos nichos crea un espacio adecuado para la oración y el recuerdo. La masa escultórica de los dos cubos de piedra del nuevo volumen produce relaciones dialécticas entre interior y exterior, lleno y vacío, pasado y presente.

También te puede interesar
Maison Waterloo, reforma de una casa histórica

La elección consciente de usar un componente arquitectónico (muros de gaviones) generalmente utilizado como contención para pendientes y terrenos se basó en la tensión manifiesta de este lugar.

Los muros de piedra seca representan la conexión física y espiritual directa con las vidas de quienes han vivido en el contexto ambiental, cívico y cultural de Castel San Gimignano. Un lugar lleno de historia y trabajo, con y para la tierra: una cuestión de sustento y vida. La pared de la terraza de piedra seca entre los dos campos ha sido restaurada y consolidada, y un hombro protector hecho de gaviones lineales naturales con esencias de plantas sedum multivarietales se ha colocado en la parte superior. Los escalones que conectan los dos campos también se han renovado, con los hombros reemplazados por nuevas estructuras de gaviones. Además, dos caminos pavimentados con diferentes tamaños de bloques de hormigón prefabricados han sido colocados en seco y con césped, marcando las rutas entre las diversas áreas. El campo superior ha sido liberado de las viejas demoliciones y plantado con hierba. Por último, se han realizado trabajos de mantenimiento en el yeso dañado y la restauración del exterior de la pequeña capilla existente y las paredes. Los nuevos cipreses suavizan el impacto visual con los viejos nichos de entierro construidos en la década de 1970, y las plantas de jazmín crecen a lo largo de los lados de las paredes de gaviones. A medida que pasan las estaciones, cambiarán la apariencia del muro, una metáfora de cómo la memoria y la vida son uno en la fugacidad de la vida.

Leé la nota original en inglés > https://arqa.com/en/architecture/redevelopment-of-castel-san-gimignano-cemetery.html

También te puede interesar
Chemin des Carrières, vías de tren convertidas en pabellones culturales

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas