30.6.2015

Concurso Provincial Círculo Médico de Pehuajó, 3er. Premio

Frente al desafío propuesto por las bases del concurso de generar un edificio que refleje la Identidad Institucional del Círculo Médico y al mismo tiempo una referencia arquitectónica en Pehuajó, como símbolo de los requerimientos que la ciudad moderna exige, se propone un juego de llenos y vacíos para la resolución del programa.

Desafío y contexto
Dos patios, como estructura proyectual generadora de la nueva Sede del Círculo Médico, a través de los cuales se interrelacionan las funciones del programa.

Un patio social seco en el que se expresa la relación interior-exterior entre dos volúmenes dispuestos en forma paralela, eje del proyecto y con reminiscencia a las construcciones tradicionales de décadas atrás en la provincia de Buenos Aires, con un gran árbol que domina la escena del mismo. Centro de reunión y un espacio en el que los ocupantes del futuro edificio se sientan identificados, invitándolos a apropiarse del mismo.

El volumen colocado en el frente contiene los usos administrativos relacionados con el público en general, la Atención al Público y la Administración, que permite una circulación y renovación de público con un flujo dinámico.

En el segundo volumen se encuentra el SUM, donde se desarrollarán diferentes actividades como eventos, celebraciones, conferencias, actividades de duración prolongada, que pueden requerir de distintos tipos de acondicionamientos según su necesidad. Es por ello que el SUM está pensado para actuar de forma independiente o vinculado a los espacios exteriores.

Estos dos volúmenes relacionados por el patio social y un cuerpo de apoyo de servicios, como un espacio de transición entre ambos volúmenes. Finalmente el segundo patio totalmente verde, en contraste con el primero, un lugar de expansión del SUM y las actividades que se desarrollen en él sin perjudicar el funcionamiento de las demás funciones del edificio.

En síntesis se propone la apropiación total del terreno, resolviendo el programa en una sola planta aprovechando el 60% del FOS, generando como concepto el espacio continuo y un edificio que se transforma en su propio paisaje.

Imagen institucional y materialidad
Se busca una imagen austera y al mismo tiempo imponente en el contexto. Un volumen blanco calado, marcando el acceso y un zócalo vidriado en el que se insinúa lo que ocurre dentro del edificio. Un contrapunto entre la masa y el vidrio, entre lo opaco y la luz, entre lo privado y lo público.

Una volumetría fácilmente reconocible en contexto en el que se inserta, tanto por su materialidad como por su escala, acorde para transformarse en un ícono institucional en la ciudad. Constructivamente se optó por un sistema estructural tradicional de hormigón armado, ladrillos huecos de 18cm. y terminación de revoque texturado blanco para los volúmenes, relacionados con la tradicional arquitectura sanitaria.

Para el zócalo de la fachada, un cierre de U-glass y carpinterías plegables para los patios para permitir su integración si es requerida.

Sustentabilidad
Se plantea un edificio sustentable desde el punto de vista proyectual, sin la incorporación de elementos técnicos que encarecerían el presupuesto. Los patios además de sus características sociales, integradoras de espacios también cumplen la función de iluminar y ventilar los ambientes.

En patio central un Olmo Dorado hace las veces de parasol en verano, creando un tendido de sombra en el patio y protegiendo de la penetración solar al edificio. Esto permite un patio frio en verano, el que sumado a la ventilación cruzada permitiría que el conjunto funcione sin aire acondicionado en gran parte de la temporada estival. Mientras que en el invierno al ser una especie de hoja caduca, permite el ingreso de la radiación solar generando una ganancia de calor en el edificio y reduciendo el gasto energético por calefacción. Además el solado cementicio propuesto absorbe el calor de los rayos solares generando un ámbito de mayor confort.

El segundo patio es totalmente verde, cumpliendo con creces el 20% de superficie absorbente solicitada por el código, además de generar un ámbito agradable, tanto para la vista como para su uso. Toda la vegetación propuesta en el conjunto no es agresiva y se adapta a las condiciones climáticas de la zona.

La superficie absorbente del terreno sumado al árbol y el cantero del patio social, pueden recibir hasta un 50% del agua de lluvia que cae sobre el terreno, minimizando el agua de lluvia arrojada a la acera.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas