15.6.2011

Concurso de Anteproyectos «Plaza Cívica de Berazategui», 1er. Premio

La plaza presenta la necesidad de ser un espacio que cumpla con el carácter institucional del Municipio y a su vez pueda satisfacer las necesidades de ocio y esparcimiento del barrio y la ciudad. Así el proyecto se divide funcionalmente en dos grandes paquetes, uno cívico-conmemorativo, lugar para la expresión ciudadana, y otro de esparcimiento. Este paquete de esparcimiento reúne varias funciones, que se despliegan fundamentalmente a través de los ámbitos naturales y aquellos específicamente construídos para actividades deportivas, lúdicas y gastronómicas. La plaza es además un lugar de cultura y debe entonces poder albergar las diferentes manifestaciones artísticas de la comuna.

La propuesta contempla
Una plaza cívica, un muro que recompone el anómalo borde sobre el lado norte, el paseo que conecta con los barrios y de vocación comercial, y el área verde en el centro. El proyecto se conforma a través de una plaza cívica muy libre, una gran explanada ubicada sobre la Avenida 14, que es su lugar vocacional por excelencia, ya que la arteria es la espina que conecta todo el partido y a su vez la vía directa a los edificios municipales. El espacio cívico se despliega con una escala más monumental y la poca cantidad de elementos invita a la expresión social, lo mismo que la instauración de los mástiles y la plataforma de discursos. El muro se despliega conjuntamente a una serie de terrazas, y un largo pedestal, pensado para ubicar las esculturas e instalaciones que el partido posee y obtiene de los certámenes artísticos que desarrolla. El espacio finalmente sirve para convocar las actividades de los jóvenes (skaters-tribus), rodeándolos de arte y cultura. A esto lo acompaña una rampa que asegura salvar los desniveles para las personas con discapacidades y produce para todos una verdadera promenade arquitectónica, donde en su inicio y final se luce el nombre de la plaza. Las veredas sobre calle 132 se expanden permitiendo fluir el barrio sobre la plaza.

A través de ensanchar la vereda frente a la plaza se permite la colocación de locales gastronómicos con sus mesas, acentuando el flujo y el paseo urbano, y consolidando un área de mayor densidad, para lo cual se propone elevar el FOT y la densidad de la zona auspiciando los usos comerciales de comidas. El corazón de la plaza alberga el resto de las actividades y aprovecha las pendientes del terreno produciendo distintos paseos por entre la naturaleza. La importante diagonal que lleva desde la Av. 14 a la esquina de 13 y 132, incluye los distintos monumentos existentes y deja lugar para nuevos armando un paseo con los elementos significativos de las distintas comunidades. El espacio para espectáculos es un gran plato que permite su libre uso por medio de una leve pendiente para acomodarse a disfrutar de cualquier tipo de show. Por último el área de servicios surge en el cruce de 13 y 132, a modo de hito que celebra la esquina y nos indica que el espacio público comienza a partir de ese punto. Se mantuvieron todas las especies que las bases requerían y se sumaron otras para asegurar la expresión paisajística.

También te puede interesar
Renovación de un jardín en Brooklyn Heights

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas