11.9.2007

Biblioteca y Museo de la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid

1. Ocupación de un edificio histórico

Entendemos que el proyecto para la nueva Biblioteca Central de Humanidades de la Universidad de Alcalá no debe limitarse a un trabajo de interior, distribución concatenada de usos y amueblamiento. Debe entenderse el proyecto como aquel que se inserta en una medianera existente de la que absorbe luz y ventilación y de la que toma su forma, abriéndose al cielo como única salida transformable. Es un proyecto de creación de un nuevo espacio, dentro de un edificio de valor histórico, con su propio carácter, respetuoso una vez más con el entorno, que en esta ocasión está edificado.
El desarrollo de estrategias espaciales de ocupación de un volumen dado, así como la de generación de una fachada interior que vincule y acomode los usos con la envolvente existente, son dos de los posibles caminos que el proyecto aborda en su evolución.

2. Intervención sobre el edificio histórico

Proponemos por tanto una intervención respetuosa, que mantenga la configuración urbana del antiguo Cuartel del Príncipe, su presencia y su condición material, su envolvente completa, para después vaciar por entero su interior y convertirlo en un solar sobre el que trabajar un proyecto de biblioteca y museo. Un solar condicionado por un límite construido, que no sólo se limita al perímetro, sino también a su cara inferior y superior. No hay sótanos posibles ni volumen extra sobre la cubierta, igual que nada asoma por las fachadas que se conservan, ni hacia el Patio Cultural, ni hacia la Plaza de San Diego.

3. Espacios libres. Conexiones

El acceso principal al edificio de la nueva Biblioteca se convierte en filtro de acceso libre al Patio Cultural y desde allí al denominado Patio Público. Del mismo modo, se atraviesa desde la calle de San Pedro hacia el nuevo Salón de la Ciudad por el edificio destinado a Museo, instalándose en ese punto el acceso público al uso implantado.
Se consigue un doble objetivo, dotar a la ciudad de conexiones entre los nuevos espacios públicos y los existentes, y dotar a estas conexiones de un uso claro y cualificado que no las convierta en espacios residuales y evitables.

4. Cuerpo principal + crujías auxiliares

Del análisis del programa se destila un primer esquema de orden que concentra, en la crujía principal a la Plaza de San Diego, el uso de Sala General y Colecciones Especializadas, desarrollando en las dos crujías auxiliares, a la calle de San Diego y al Salón de la Ciudad, un paquete de Hemeroteca, Colecciones Especiales y Aulas informáticas, y un segundo paquete de Gestión, Administración y Dirección, Depósito y Servicios al Investigador, respectivamente.

5. Planta noble, acceso y ascenso. Asplund y Plecnik

Teniendo como referente ejemplos clásicos de arquitectura bibliotecaria, como la Biblioteca de Estocolmo de Asplund o la Biblioteca de Ljubljana de Plecnik, la Sala General, principal de lectura, se sitúa en la planta noble del edificio, un gran vacío de aire y luz, flanqueada por dos muros de libros que dan sentido al uso. Un continuo de aire surcado por los volúmenes de las salas de estudio, que matizan el espacio, pautándolo.
La Sala General es continua, la vista se pierde en la profundidad, pero el espacio principal no es transitable. Todos los puestos de lectura se sitúan de lado a lado de este espacio, desviando la circulación a los diferentes niveles de la estructura de libros.

6. Museo

El programa del museo se desarrolla en dos plantas, en el edificio anejo a la biblioteca.
De nuevo la sala principal se sitúa en la planta noble del edificio. Una sala continua, con luz cenital y homogénea desde la cubierta, diáfana, liberada de toda estructura y uso que no sea el propio expositivo, a la que se accede de nuevo en ascenso por una escalera susceptible de utilizarse como graderío de proyecciones, conferencias o recitales.

7. Inserción del volumen interior

La inserción de un nuevo volumen en el interior de la carcasa dada del Cuartel del Príncipe, se realiza con un criterio de claro enfrentamiento material con lo existente.
El hormigón, la madera, el acero, el vidrio y el policarbonato, acompañan a los muros exteriores que se conservan y mantienen, de mampuesto y ladrillo.
Una joya en bruto dentro de un antiguo cofre.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas