11.6.2019

Polo Educativo Mugica

El Polo Educativo Mugica, o PEM, es hoy el conjunto educacional más grande de la Ciudad de Buenos Aires, desarrollado como parte del Plan 54 Nuevas Escuelas. Con una superficie cubierta total de casi 22.000 m2, el sitio concentra una escuela de nivel Inicial, una Primaria y una Media a lo largo de una extensión total de 226 metros y con una altura promedio de doce metros.

La Educación de Calidad es el cuarto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, planteados en 2015 por la Asamblea General de la ONU.

En línea con este objetivo global primario —“Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”—  el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires ha desarrollado desde entonces nuevos planes y proyectos de arquitectura escolar pública.

Junto a los nuevos conceptos pedagógicos de flexibilidad, adaptación a los cambios tecnológicos y formación para el futuro, los nuevos proyectos de arquitectura escolar locales responden a objetivos de sostenibilidad adoptados globalmente y a la creación de “Entornos de Aprendizaje Eficaces” (una de las tres “formas de ejecución” que la Agenda 2030 señala para lograr la concreción del mencionado objetivo).

Polo Mugica es uno de los nuevos Polos Educativos que renuevan espacios de la ciudad y la oferta educativa local.

Localizado sobre un borde del Barrio 31 y frente a la estación terminal de larga y media distancia de la Estación Retiro, este nuevo Polo Educativo reemplaza un viejo y precario establecimiento de tipología escuela-rancho y da respuesta a la necesidad local de aumento de las matrículas existentes (para garantizar la posibilidad de la continuidad escolar) y al proceso general de actualización pedagógica. En este sentido, las superficies de las escuelas Inicial y Primaria se ampliaron cuatro veces en relación a las existentes y la Media se triplicó.

La Escuela Media fue inaugurada en marzo para el comienzo de clases de este año y la Inicial a mediados de Mayo, recibiendo a los alumnos que habían sido trasladados temporariamente como parte del plan de relocalización mientras duraran las obras. El Polo completo quedó inaugurado los primeros días del mes de Junio.

En cuanto a la relación con el entorno existente, el conjunto ofrece un acceso peatonal común desde la calle Letonia, anteriormente utilizada para estacionamientos de Comodoro Py. Desde las calles y avenidas linderas, el nuevo conjunto edilicio impacta por su escala y se identifica a primera vista con la imagen de la sigla PEM tallada en enormes letras en la fachada lateral de la Escuela Media, que es la primera en avistarse desde afuera del predio. Pintadas en rojo, las superficies a la vista del núcleo de circulación vertical refuerzan visualmente esta primera imagen con la cual identificar el conjunto, desde la ciudad y a modo peatonal. En las escuelas Inicial y Primaria se repite la idea de un color diferente por cada núcleo (verde, celeste y azul / naranja y amarillo, respectivamente) generando un juego visual lúdico y llamativo en todo el complejo. Estos colores se reiteran en partes de las fachadas principales.

En relación a las tipologías de diseño en los interiores y al desarrollo funcional de cada escuela, lo que se reitera es un módulo de 7×7 coincidente con el estructural. Garantizando así cómodas superficies para cada aula y un espacio integrador en torno al cual agrupar cinco de ellas, los espacios creados para aprendizaje, reunión y juego son visiblemente amplios y muy luminosos.

En la Inicial, ambientes tales como un comedor de 250 m2 o las aulas de planta baja presentan aventanamientos horizontales continuos en la parte superior y en las paredes que dan al patio integrador, proporcionando grandes caudales de luz natural. En la parte inferior, pequeñas ventanas de 60 x 60 cm se alternan de modo aparentemente casual y generan un juego dinámico en la fachada mientras que en el interior otorgan juegos de luces y sombras. En pisos más altos, ambientes como un SUM intermedio y uno principal (140 y 200 m2) o una biblioteca de 180 m2, los aventanamientos ocupan casi toda la superficie de fachada, combinando paños fijos y móviles que dan paso a la luz, filtrada por parasoles.

En esta escuela para niños muy pequeños y en niveles iniciales, el elemento principal de conexión entre niveles es una rampa cuyo desarrollo de casi 30 metros coincide con el largo del patio central y descubierto. De este modo, las visuales se relacionan siempre hacia un lado con el exterior y hacia el otro con los espacios de circulación y reunión dentro del edificio. Planteada en forma de herradura esta escuela se presenta simple en su funcionamiento y colorida y luminosa en su aspecto.

La escuela Primaria, por su parte, se desarrolla con una doble herradura y por consiguiente dos patios. Con el objetivo de brindar espacios de recreación de gran luminosidad, ambos edificios presentan expansiones hacia donde, en algunos casos, balconean los pisos superiores.

La Escuela Media se localiza en el borde del lote, casi sobre Avenida Antártida Argentina, con formas irregulares a las que el proyecto debió atenerse y adaptarse. Aunque se repite el mismo módulo estructural-funcional y el mismo patrón de aulas y espacio común de reunión, en este caso no hay grandes patios y se concentran las aulas, de cantidad mucho menor, en primero y segundo piso. En el tercero se congregan las salas de actividades especiales, radio y teatro, posible de ser integrado a un amplio SUM por medio de tabiques plegables que ocupan todo el ancho de la sala.
Al igual que en las otras dos escuelas, y por una cuestión de compartir un mismo diseño de fachada, los aventanamientos en las aulas siguen el mismo patrón y brindan los mismos amplios caudales de luz.

En este caso, la luz es también protagonista en la escalera de uso principal para alumnos, que se desarrolla sobre una fachada de contrafrente completamente vidriada. Combinando tamaños diversos y carpinterías que alternan colores azul y rojo, esta superficie transparente permite amplias visuales hacia la ciudad, poco comunes para una escuela. Del mismo modo, desde la terraza del cuarto piso, reservada para usos deportivos y de recreación, se abren espectaculares vistas hacia Puerto Madero. Una imagen distante pero cada vez más cercana para esta parte de la ciudad, históricamente relegada y hoy en día en proceso de reconversión integral.

Con programas nuevos y que ofrecen diversidad de actividades educativas, grandes superficies y una imagen contundente, este conjunto mejora y ordena los espacios de aprendizaje al tiempo que garantiza la continuidad del ciclo escolar básico en un área de la ciudad con grandes y especiales demandas.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas