17.5.2021

Pabellón Miraloma

El pabellón se coloca frente a una escalinata de durmientes que dan contención a los diferentes niveles de terreno del jardín, aprovechando esta condición para generar más espacio de asientos para la convivencia.

A 37 kilómetros de la Ciudad de Monterrey se encuentra La villa de Santiago, pueblo colonial que recibe cada fin de semana a cientos de visitantes ya que es puerta de ingreso a escenarios naturales como ríos, cascadas y bosques, lugar de cañonismo y escalada dentro de la Sierra Madre Oriental. Tradicionalmente también lugar de casas de campo o quintas de descanso. Este es el caso de esta obra, ubicada en un terreno con vistas a las montañas cercanas, justo a las afueras del pueblo.

El pabellón, situado en uno de los extremos de un amplio jardín, se compone de 2 piezas principales: una plataforma hecha de ladrillo rojo, que incluye un espacio para una enigmática alberca negra y una estructura de elementos metálicos que da forma a una cubierta que por el lado inferior presenta una piel de carrizo y por el lado exterior una superficie de vidrio, con que se brinda sombra y protección de la lluvia. Se agregan 3 volúmenes o cajas que organizan el espacio restante, cada uno de diferente material: un volumen de concreto para la barra y asador, un volumen metálico para la campana y chimenea del aire caliente y un volumen de bloque de concreto para bodega y baño.

El pabellón se coloca frente a una escalinata de durmientes que dan contención a los diferentes niveles de terreno del jardín, aprovechando esta condición para generar más espacio de asientos para la convivencia.

A pesar de una geometría sencilla, los elementos que configuran este espacio brindan una gran riqueza óptica y aptica a través sus texturas, modulaciones y colores contrastantes y complementarios, al mismo tiempo que recuerdan la propia materialidad elemental y unitaria de cada pieza que va formando un todo compuesto.

También te puede interesar
Casa de campo en Puente Iglesias

De la misma forma, el pabellón entabla un fuerte diálogo con los elementos circundantes: montañas, jardín, viento y luz.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas