27.5.2010

Museo Medinat al Zahra

La reacción al llegar al lugar marcó la propuesta: no edificar en aquel paisaje, actuar como un arqueólogo. Esto se tradujo en un edificio introvertido que aparece en el paisaje silenciosamente.

El museo, semienterrado, articula sus   usos en torno a una secuencia de llenos y vacíos. A partir del vestíbulo principal se extiende un amplio patio de planta cuadrada que organiza los espacios públicos principales: sala de exposiciones, salón de actos, tienda, biblioteca  y cafetería. Otro patio, profundo y longitudinal, articula áreas de uso privado: administración, talleres de conservación e investigación. Un último patio constituye la prolongación exterior del espacio de exposición. Una planta sótano completa los espacios de exposición, auditorio y talleres, y alberga áreas para almacenes e instalaciones. El soporte formal del proyecto se apoya en la elección de un número limitado de materiales: muros de hormigón blanco visto, con encofrado de tabla de madera; cubiertas de acero corten; y solados de patios de piedra caliza.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas