10.5.2005

Musac en León

Posiblemente uno de los mejores edificios del principio de siglo XXI en España y, también, del eficaz y notable estudio de los arquitectos madrileños Emilio Tuñón y Luis M. Mansilla. El Museo de Arte Contemporáneo de León se plantea, desde su proyecto y desde el resultado de la obra, en una actitud optimista en la que se ofrece al visitante y al habitante del museo un espacio vivo, de enorme variabilidad espacial, casi un tablero de juego.

Esta impronta lúdica se acompaña, por otra parte, con una rigurosidad constructiva en la que la simplicidad, el minimalismo si se quiere, no es formal sino… industrial! Es decir: las apariencias del color, de la sencillez constructiva y lo intuitivo de los modos y maneras de su uso ocultan lo que en una máquina sería un motor ajustado, preciso, sin ruidos: un proyecto cuidadoso en el que los alardes son los procesos que desatan la inteligencia de estos arquitectos con el resultado de la eliminación del artificio ornamental en favor de la realidad, elemental, emocionante, construida y habitable. Un edificio que devuelve al visitante su propia importancia con generosidad y que regala a la ciudad de León con una nueva cita indiscutible.

Memoria

Sobre un gran plano urbano, el MUSAC dibuja el escenario del arte con la misma actitud optimista con la que los agrimensores romanos trazaban las ciudades sobre el paisaje. Frente a otro tipo de espacios cuya cualidad museística se centra en la exposición de colecciones históricas cerradas, el MUSAC es un espacio vivo que abre las puertas a una gran diversidad de manifestaciones artísticas contemporáneas; un centro de arte que construye un conjunto de tableros de juego donde las acciones son las protagonistas del propio espacio; Una estructura que se desarrolla a partir de un sistema abierto, formado por un tejido de cuadrados y rombos, que permite construir una geografía secreta de la memoria.

También te puede interesar
Museo Marítimo Nacional de China

El MUSAC es un nuevo espacio para la cultura, entendida ésta como aquello que hace visibles los vínculos entre los hombres y la naturaleza.
Un conjunto de salas de exposiciones autónomas, y encadenadas, permite realizar exposiciones de diferentes tamaños y características; cada sala de forma quebrada construye un espacio continuo, pero diferenciado espacialmente, que se abre a las otras salas, y patios, propiciando visiones longitudinales, transversales y diagonales. Quinientas vigas prefabricadas cierran unos espacios caracterizados por la repetición sistemática y la expresividad formal.
Al exterior, el espacio público adquiere una forma cóncava para acoger las actividades y encuentros, recogido por grandes cristales de colores, donde se rinde homenaje a la ciudad como lugar de relación entre las personas. En su interior, una gran superficie de espacios continuos pero distintos, salpicados de patios y grandes lucernarios, da forma a un sistema expresivo, que nos habla del interés que comparten la arquitectura y el arte: la manifestación contemporánea de lo variable y lo perenne, de lo igual y lo distinto, de lo universal y lo transitorio, como un eco de nuestra propia diversidad e igualdad como personas.
En su extensión, como un edificio de una sola planta construido con muros de hormigón blanco y grandes vidrios de colores al exterior, el MUSAC quiere ser un espacio donde el arte se sienta cómodo, y ayude a borrar las fronteras entre lo privado y lo público, entre el ocio y el trabajo y, en definitiva, entre el arte y la vida.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas