18.9.2013

Morimondo 23, edificio para creativos de la moda, en Milán

En el ex área Fluid-o-tech, un edificio de 10.000 m2 acoge un nuevo centro de la moda en Milán, diseñado por el arquitecto Giuseppe Tortato. Una secuencia de edificios, todos diferentes pero unidos por un lenguaje arquitectónico común y por la elección de los materiales, se desarrolla en torno a diferentes patios.

El gran éxito comercial que caraterizó la recuperación de la ex Richard Ginori, donde los creativos de la moda han encontrado un lugar ideal para montar salas de exposición y talleres, saturó rápidamente los 60.000 m2 de la ciudadela, haciendo necesario encontrar nuevas áreas para su desarrollo. Con este objetivo, justo frente a la entrada principal de Richard Ginori, en la calle Morimondo N° 23, los desarrolladores inmobiliarios Duemme sgr han inaugurado un nuevo espacio. El reto era crear espacios que representaran la singularidad de sus usuarios, personas del mundo del diseño creativo.

Los materiales utilizados son: vidrio, hormigón, acero y madera, pero siempre procesados de diferentes maneras. El resto se confía a la luz del sol, democráticamente distribuida en todos los patios a los que dan las altas ventanas de las unidades. Conceptos simples que no excluyen la investigación y la experimentación, como sucede habitualmente en Morimondo.

El requerimiento del ayuntamiento de mantener la geometría y el perfil de la antigua fábrica han influido en el diseño de los 150 metros lineales del frente hacia la calle. La intención era restaura el original edificio de ladrillo de principios del siglo XX y transformarlo en un eje alrededor del cual se desarrollaran las dos alas de la nueva intervención. Estas dos nuevas alas, separadas de la construcción de ladrillo, se caracterizan por un enfoque antitético entre sí. En relación a la carretera, la primera ala disfruta de amplias vistas, a través de sus grande portales de acero esmaltado blanco, hacia la Via Morimondo y a Richard Ginori, mientras en la otra ala el lenguaje es más íntimo. Durante el día, la relación con el interior es más intensa, mientras que por la noche el conjunto se transforma en una linterna, un hito que se distingue desde el camino.

También te puede interesar
Oficinas ACA

El último frente, en particular, tiene un diseño que se relaciona con la fachada original caracterizada por altos muros y prefabricados de hormigón armado que el Ayuntamiento pedía mantener con su apariencia original. «Con este telón de fondo existía el grave riesgo de comprometer el resultado arquitectónico de todo el proyecto, y entonces decidimos crear algo especial», dice Giuseppe Tortato. Los altos muros se mantuvieron, pero después de ser “curados”, se muestran como una especie de código de barras de hormigón con tonos variables de grises, que se caracteriza por incluir cubos de vidrio de diferentes tamaños, diseñados en colaboración con la empresa Seves, líder en la producción de hormigón y vidrio, que ha colaborado con importantes arquitectos internacionales en el desarrollo de piezas especiales hechas a medida.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas