21.8.2013

L’And Vineyards Hotel en Montemor-o-novo

En 2005, una empresa familiar con negocios basados en la agro-industria, invitó a PROMONTORIO para desarrollar un complejo con un concepto innovador que combine la experiencia rural de la producción de vinos y aceites de oliva, con las comodidades de un destino de ocio.

El proyecto se encuentra en el entorno de la localidad casas blancas de Montemor, en el Alentejo, cerca de la ciudad protegida por la UNESCO de Evora. Situado en un suave valle orientado al sur, con vistas al castillo medieval Montemor, el plan maestro fue ideado con un sistema de grupos de villas y casas adosadas que recuerdan a los antiguos complejos agrícolas de la región de Alentejo, conocida como «monte», en el que la referencia etimológica es fundamentalmente topográfica. Además, un pequeño lago enfría el aire y se utiliza para las actividades de ocio, además de servir como una cuenca de retención de agua para la agricultura sostenible.

Integrado en el complejo, el hotel es el elemento clave del conjunto. El programa incluye la recepción, la casa club, un restaurante, el spa con piscina cubierta y los servicios para la casas de huéspedes adyacentes. Además, el edificio contiene la bodega, donde los huéspedes experimentan el proceso completo de la elaboración del vino, desde la selección de las uvas, la trituración, la fermentación y el prensado, el almacenamiento en barricas, la mezcla, el filtrado y el embotellado.

Inspirado en los patios amurallados de Alentejo, el edificio fue concebido como un prisma con bisagras en sus cuatro esquinas donde se ubican la recepción, el chill-out, el restaurante con terrazas con zonas de sombra e intimidad. Topográficamente, el volumen se ha posicionado cuidadosamente para respetar los contornos de la planta industrial, con el menor cambio posible. El ventanal de la piscina cubierta en la planta baja, se sugiere como una pared doblada para liberar las vistas al paisaje. En el interior, la madera de roble, los frisos estriado y la pizarra negra de Alentejo, transmiten un ambiente de confort y calidez, creando un fuerte contraste con la rugosidad de las áreas destinadas a la producción del vino.

También te puede interesar
Hotel de Invierno

Situadas alrededor del lago, las suites con servicio de hotelería, se descomponen en una serie de filas y terrazas, formando una especie de anfiteatro al lado del edificio principal. Para acomodarse a la topografía, minimizar su impacto visual y maximizar las vistas al lago, estas unidades de 2 niveles se implantan semi-enterradas en dos terrazas siguiendo los contornos naturales del terreno. Dentro de este entorno, era posible crear un discreto nivel intermedio entre las terrazas para ubicar el estacionamiento, al cual se accede descendiendo por un patio hundido. En el plan, estas unidades están se distribuyen alrededor de la sala de estar, la cual da al patio principal y al lago. Una estructura de vigas genera, al sur, una sombra protectora del sol y conforma un sugerente gazebo de vid que combina su presencia con el paisaje circundante.

Además de diseñar el plan maestro, el hotel, los apartamentos y el núcleo de villas, PROMONTORIO fue invitado a curar, en colaboración con el cliente, la invitación a otros cuatro arquitectos para diseñar el resto de las villas: Peter Märkli, de Zurich , Sergison Bates, de Londres, Carrilho da Graça, de Lisboa, y José Paulo dos Santos, de Oporto.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas