23.10.2013

Estudio en Trastevere, en Roma

El proyecto prevé la reestructuración de un pequeño local situado en Via dei Vascellari en el barrio de Trastevere. El mismo era en desuso desde hacía unos años.

La comitente, nos encargó el diseño interior del espacio que constaba en la realización de su estudio. La estrategia proyectual fue determinada por las siguientes premisas:

– integrar en el proyecto el entrepiso y la escalera existentes, ya que nos parecía apropiada su disposición.
– integrar armónicamente todos los elementos visualmente inadecuados (tubos de desagüe a la vista, etc.) a nuestro proyecto de interior design.
– quitar los revoques de uno de los muros que tenía problemas de humedad ascendente difícil de resolver con intervenciones no estructurales considerando que es un edificio del siglo XVIII.
– plantear una serie de equipamiento fijo que de un carácter arquitectónico al espacio y que contemporáneamente lo defina, articulando todas las necesidades funcionales del programa; sin ornamentos.
– dar continuidad al pavimento de la calle peatonal compuesto por «sanpietrini» (adoquinado) con «lastre di basalto» rectangulares: mismo material, diferente corte.

La continuidad urbana del pavimento que fluye desde el exterior al interior con el gris antracita típico del centro histórico romano y el muro de “mattoni a vista” que le da presencia a la materia antigua, se contrasta con el «purismo blanco» de los elemento de equipamiento, que se fundamentan en su funcionalismo. Se dan referencias al código visual de la ciudad pero sin caer en compromisos que descuiden la calidad proyectual.

Considerando las pequeñas dimensiones de lugar se intenta optimizar cada metro cuadrado garantizando el buen funcionamiento, de este modo el proyecto prevé al menos 4 puestos PC de trabajo, más uno de uso eventual en la mesa de reuniones. Todos los elementos que componen el espacio fueron construidos en planchuelas, chapas y perfilería de acero. Simplificar prácticamente todos los trabajos en un único gremio (herrería), nos permitió bajar costos y agilizar tiempos de obra. La construcción se hizo en taller y en solo dos jornadas laborales se realizó el montaje en el local.

También te puede interesar
Campus Axel Springer, símbolo del cambio a la era digital

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas