2.9.2013

Combiwerk Delft, empresa de trabajo Social

Combiwerk Delft es una empresa de Trabajo Social (SW) que ofrece trabajos adaptados para personas que, debido a una limitación física, psíquica o mental, no son capaces de encontrar un trabajo regular. Además de estas limitaciones, se tienen en cuenta las posibilidades y los talentos especiales.

Muchas cosas han cambiado en los últimos tiempos y actualmente el énfasis se ha desplazado hacia la integración en el mercado laboral regular. En este sentido, el Centro de trabajo se ha vuelto mucho más importante. La capacitación y la evaluación se realizan tanto en la cocina del restaurante de la empresa, en el servicio de limpieza, como en las oficinas. Las tareas de montaje, selección y envasado se realizan en los lugares de trabajo. Los servicios ecológicos y ambientales también son una parte importante del trabajo social. La ambiciosa actitud de la empresa es sorprendente. Existe una cultura fuerte y positiva. La nueva construcción pretende reflejarlo claramente. A pesar de los recursos limitados y del deseo claro de lograr un enfoque sobrio, la construcción y la decoración tenían que irradiar calidad. Tenía que transmitir el espíritu de atención y participación, con el fin de estimular el sentimiento de orgullo en sus usuarios. Un entorno que contribuya a la valiosa labor que se está haciendo en el lugar, con gente especial.

Jardín secreto
El edificio, diseñado por los arquitectos VMX, tiene una superficie total de 8.500 m2. Para el interior, que incluye 4000 m2 de espacios de oficinas, el restaurante de la empresa, la plaza, la entrada y un vestíbulo, fueron consultados los arquitectos de interiores i29. El edificio en sí tiene una forma monolítica gris, completamente cerrada. El mismo gris también se puede encontrar en las paredes, pisos y techos del interior. Cuando uno entra, se sorprende por las islas de color, que se colocan libremente en el espacio y que sólo se ven después de entrar en el recinto. Con una forma casi de cuento de hadas, el edificio contiene un jardín secreto lleno de color y vitalidad que, por supuesto, es una maravillosa referencia al contraste entre la apariencia externa y la riqueza interior.

Islas de colores
La gente a menudo es prejuiciosa y encasillada, o termina siéndolo de manera no intencionada. Esa es sólo una parte de la historia y, a menudo, existen muchos matices. Esta fue la base para el diseño de i29. Todo el mundo en Combiwerk es único y especial, lleno de variados matices. Hemos traducido esta idea en el interior de una manera abstracta. El mobiliario de diseño personalizado contiene muchas «cajas» donde cada usuario -por así decirlo- puede contar su propia historia. En diversos matices de color y posibles variaciones, junto con las alfombras, se forman islas de colores en un mundo que de otra manera sería gris.

La mayoría de los usuarios tienen una limitación psicológica o mental, en un grado mayor o menor y, por lo tanto, a menudo son muy apegados a su entorno y a sus rutinas – esto se comprobó en las entrevistas realizadas. Entonces decidimos crear un nuevo ambiente para aquellas personas que por lo general no les gusta el cambio. Por eso, un importante punto de partida para el diseño fue, en conjunto con todas las instalaciones nuevas, también recuperar elementos viejos y auténticos. Esto nos llevó a coleccionar más de 250 sillas de madera de segunda mano que se restauraron y se reutilizaron. No sólo cada persona escoger su silla favorita, también son una buena analogía de la diversidad de personas únicas que ocupan el Centro.

Implicación social
Un lugar de trabajo así debe ser social – ese fue el punto de partida para todas las partes involucradas. La participación social es, por lo tanto, el tema principal del diseño. El objetivo fue lograr el empoderamiento mediante la creación de un interior serio y distinguido. El edificio no es un remanso indescriptible, sino un espacio brillante, colorido y único. Esperamos que eso contribuya a crear un sentido de orgullo en los usuarios. En términos de sostenibilidad, se tuvo como objetivo, en la medida de lo posible, lograr el reciclaje y la reutilización. Todas las sillas de madera para el atrio fueron compradas de segunda mano y restauradas, al igual que todos los muebles para la oficina 4000 m2, incluidos los escritorios, las sillas, los armarios y los cajones archivadores. Una nueva capa superior de color se aplicó sobre los muebles reutilizados para ponerlos en condiciones óptimas para su uso y también para que encajen perfectamente con el espectro de color y en combinación con las alfombras .

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas