14.4.2011

Fundación Sancho el Sabio, Vitoria-Gasteiz, España

El proyecto de la nueva sede de la Fundación Sancho el Sabio en Vitoria, se localiza en Betoño, en un amplio solar en el que se halla ubicado el antiguo cementerio del Convento de Madres Carmelitas. La propuesta surge de la recuperación del antiguo cementerio y a partir de él desarrollar el edificio restante.

Antecedentes

El proyecto fue inaugurado el 15 de Octubre de 1905 y clausurado el 14 de Abril de 1996, trasladándose las pocas hermanas que lo habitaban, así como los restos de aquellas que reposaban en el antiguo cementerio.
Al ubicarse la nueva sede de la Fundación Sancho el Sabio en este cementerio se ha respetando y transformando lo que fue un lugar de reposo.
La Fundación Sancho El Sabio, cuyo origen remonta a 1964, es el principal centro de documentación e investigación de la cultura y la historia vasca. Posee manuscritos desde el siglo XV, impresos y material cartográfico desde el siglo XVI, material gráfico desde el XIX, fotografías, mapas, carteles y documentos en los nuevos soportes informáticos. Buena parte de los fondos son accesibles desde la biblioteca digital.

Descripción general del edificio
Dado que el programa contempla importantes espacios de almacenaje, se decide ubicar la totalidad de los almacenes y sus zonas de trabajo anexas en planta sótano y utilizar el antiguo cementerio como vestíbulo, salas de reuniones, dirección y tránsitos.
La idea principal es preservar el antiguo edificio dentro de una construcción acristalada que permita a su vez la aportación de luz natural al sótano.
Para ello se vacía un anillo perimetral al cementerio y a partir de esta grieta se proyecta la fachada acristalada del nuevo edificio.
El sótano se desarrolla principalmente a modo de anillo externo del viejo edificio, donde se disponen los diferentes almacenes y salas de trabajo. Unicamente se excava el cementerio en su patio central para ubicar una sala de reuniones y los aseos principales del centro. Los aseos adaptados se disponen en planta baja.
Las circulaciones se realizan mediante una escalera circular que ocupa el espacio de la pequeña capilla, comunicando la planta baja y la planta sótano. También se proyectan 2 ascensores,  uno de ellos de uso restringido.  Como evacuación adicional se proponen 2 escaleras de tramos rectos que comunican directamente la planta sótano con el exterior y facilitan un uso restringido de acceso de mercancías.
La propuesta contempla la convivencia de ambos edificios. La iluminación nocturna permitirá la comprensión total de la propuesta, al manifestarse el antiguo cementerio envuelto en la piel acristalada

También te puede interesar
Rua Cayowaá

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas