13.2.2019

Edificio de 73 viviendas de alquiler

Un proyecto que surge en la orilla del mar, junto a una preexistencia de una chimenea protegida de principios del S. XX, nos alerta de aquella actividad de una zona que por aquel entonces era extrarradio industrial de Málaga.

En un frente marítimo como extensión del centro malagueño y convertido en un nuevo paseo de la ciudad se levantan parejas de edificios idénticos, como si fueran hermanos gemelos, en donde la crisis dejó sin construir las últimas dos parcelas en torno al vestigio industrial. Ahora, habiendo pasado más de una década se completa este lugar con dos proyectos hermanastros; es decir, de misma madre, entendiendo a ésta como las parcelas definidas en el PGOU, y de distinto padre, como los arquitectos de cada proyecto.

El proyecto pretende facilitar la lectura del lugar, hermanándose con la chimenea del siglo XX. Plantea una mate- rialidad que dialogue con ella, pero dando un salto técnico con respecto al ladrillo, asumiendo su contemporanei- dad y apostando por una fachada abstracta y masiva en hormigón prefabricado aligerado (GRC). El bajo relieve a modo de grecas incita a la vibración con la incidencia solar y da respuesta a las necesidades de ventilación de los espacios lavadero mediante el calado de la propia greca.

Así, se plantea el edificio con una escala de orden mayor que potencia el conjunto frente a la individualidad del apartamento, el cual se manifiesta con el salón-terraza que se abre en las fachadas que miran hacia el mar, en donde la unidad de la tipología cambiante se suma en el todo consiguiendo un conjunto abstracto como si de un bloque de arcilla esculpido se tratase. La masividad definida por el material (contexto-construcción) y el vacío producido por la vida humana (programa) se organizan como elementos apilados como si se tratasen de conte- nedores de chapa grecada del puerto de Málaga, en donde cada tipo de vivienda se manifiesta exteriormente con la horizontalidad o la verticalidad de la greca del prefabricado.

Los espacios comunitarios interiores de los dos patios se revisten con una chapa grecada blanca configurando los corredores de accesos a las viviendas, protegiendo dichos patios con una montera de vidrio para provocar un espacio similar a las corralas de vecinos.

En el interior de la vivienda, la variabilidad tipológica no altera su concepción base, la cual conforma un espacio funcional circular entre el salón, la terraza y la cocina, dando la opción a que ésta se incorpore al salón como cocina americana.

El punto de transición entre lo construido bajo y sobre rasante lo presenta el portal, en el que la materialidad de la fachada se cuela al interior por las paredes, el techo de lamas blancas nos adelanta lo que sucederá en los patios y el suelo de granito negro nos introduce en el mundo oscuro del hormigón visto del garaje enterrado, en donde las paredes de las zonas de circulación rodada se revisten de una chapa grecada como si fuera el molde del GRC del mismo color, poniendo el acento de esta transición en la embocadura y bajada al aparcamiento desde la calle.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas