3.7.2008

Club House Agua Vista

Situado en medio de una loma privilegiada sobre la costa del río Paraná en Encarnación Paraguay, el edificio se posiciona con autoridad. A la distancia, el Club House simboliza al objeto emblemático que dominará el conjunto y su entorno.

La urbanización general lo reconocerá como el edificio de cabecera mientras la gran cantidad de lotes y sus viviendas unifamiliares lo contemplarán con asombro a la distancia.

Paraguay posee un clima particular. Durante gran parte del año, el calor puede alcanzar temperaturas extremas. La lluvia puede inundar en un instante tanto a aquellas superficies remotas como a las más cercanas y controladas. La sombra es un bien codiciado capaz de brindar el resguardo ideal frente a las múltiples condiciones externas. Sobre el sector más elevado del predio, poder protegerse de los factores climáticos mencionados es una condición básica para poder vivir en comodidad.

La cubierta protectora del edificio alberga los usos intensos del club house y es la protección mencionada quien se transforma en el tema central del edificio.

Un puente genera el acceso al nivel de planta baja y, desde la planta de uso publico elevada, se podrá contemplar la espectacularidad del paisaje exterior.
El edificio se posiciona frente a la cancha de golf y su relación directa con los hoyos más significativos genera un espacio de circulación pasante que atraviesa el edificio por debajo.

Desde el exterior, la piedra del lugar que reviste el nivel inferior dialoga con la cubierta y sus pliegues intencionados.
Desde el exterior, el pronunciado desnivel del terreno facilita la incorporación natural de aquel medio nivel que, estratégicamente, alberga los distintos programas de uso más reservado.

Por momentos, los fuertes vientos de la zona intentan afectar la armonía general y el edificio, prudentemente, responde con soluciones precisas: la posición de las columnas exteriores establece uniones y alianzas. Su plástica inclinación favorece el desarrollo natural de las cargas mientras rigidiza la estructura del conjunto.
En el interior del nivel de acceso, los grandes espacios no poseen apoyos. La cubierta descansa en la totalidad del perímetro logrando así una flexibilidad de uso casi total.
Un gran cielorraso de madera flota sobre los salones y gimnasios generando aquellas terrazas y espacios semicubiertos de íntima relación. Por debajo, grandes paños vidriados establecen la relación con el exterior y enfatizan la dirección de la mirada.
Lejos de atemorizarse, mientras reconoce las condiciones climáticas externas, el edificio las incorpora como propias con la voluntad de destacarse a la distancia.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas