10.4.2019

Casa X

El proyecto se ubica en un barrio privado en las afueras de la ciudad de Rosario; la casa es particular por las características del terreno, implantado al borde de la barranca con una gran cantidad de vegetación, con la imposibilidad de intervenir sobre la misma con características más rurales que urbanas, teniendo al río como primer disparador.

El planteo surge a partir del encastre de dos piezas, manteniendo la esencia del lugar, conservando la vegetación y las características del suelo natural. La casa se implanta teniendo en cuenta su orientación, el río y una plaza a uno de sus lados; esto nos permitió desplazar el proyecto hacia un lateral generando un gran vacío que conecta el patio con el mirador, siempre pensado en expandir los límites del terreno.

Estas dos piezas se articulan en un espacio confluyente donde la vivienda genera su recorrido, cambio de escala, un vacío que se transforma en el alma de la casa. Dos volúmenes apoyados uno sobre el otro, manteniendo un equilibrio en relación a los voladizos que se generan, buscando espacios de cobijo entre tanta inmensidad, uno como ingreso / cochera / expansión y el otro como expansión natural.

La materialización de la vivienda se resuelve con una estructura de hormigón armado, que nos permite generar espacios exteriores con grandes voladizos, más allá del hormigón, el vidrio se convierte en gran protagonista permitiendo generar diversas sensaciones tanto visuales como espaciales.

La vivienda establece diversos vínculos entre los espacios cubiertos y abiertos mediante la flexibilidad espacial, un espacio interior sin límites visuales, como también las orientaciones nos aportan el ingreso de luz natural, sombras, son los factores imprescindibles para la casa.

La investigación surge a partir de poder repensar la ubicación en el terreno y estar en contacto entre el interior y exterior, expandiendo los límites más allá del cerramiento, teniendo un contacto directo con la naturaleza ya sea por el vano como también por los espacios semi cubiertos. Tanto la estructura como la disposición interior del espacio llevó a una prueba de ángulos de encastre, estructuras, siempre buscando el concepto inicial de dos únicas “piezas” encastradas en equilibrio.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas