18.8.2022

Casa La Arbolada

En la primera visita al terreno, con la primera mirada, quedo clara la premisa de diseño de este nuevo proyecto. La naturaleza en su mejor expresión, y el respeto hacia la misma.

En el terreno contiguo, una selva en galería, área protegida, mantenía la esencia del lugar. ¿Cómo pasar por alto toda la fuerza y energía que ahí se vivía? El protagonismo aquí es compartido, la naturaleza en sí misma y la obra construida y pensada a partir de ella. No se intenta sobresalir, sino más bien coexistir recordando siempre el valor de cada parte, en una constante contemplación y mirada hacia la arbolada que permanece.

Es así que esta obra fue pensada a partir de las pautas que el terreno y su entorno otorgaba, es una obra que intenta pedir permiso al terreno natural para situarse sobre él con el menor impacto posible de transformación. Se apoya suavemente en diversos puntos de contacto permitiendo que el terreno pase por debajo de la casa siguiendo su curso lo mas natural posible. Sin embargo, por el simple hecho de ubicarse respetuosamente en él genera un cambio en el paisaje mismo, mientras la naturaleza con sus constantes mutaciones también modifican la obra en si constantemente. Aquí nace la primera  relación de reciprocidad de la obra con su entorno.

Respeto, Recuerdo, son palabras que surgen constantemente al hablar de la obra. Es una arquitectura cargada de contenido, de significados, que se transmiten a partir de elementos que refieren a la esencia  propia del lugar como de las personas que lo habitan. Cerámicos, mamparas, sillones, colmados de historia que hacen que uno vuelva su mirada infinitamente hacia la identidad, a su legado, a lo que nos hizo ser quien somos.

Se puede leer esta obra desde polaridades como son el par fluidez-experimentación. La relación de ida y vuelta del interior con el exterior, como así el sentimiento dentro del refugio de estar inmerso en la naturaleza son la base de este proyecto. Todo el tiempo se busca la experimentación del usuario tanto como la percepción de calidez espacial al ver el paisaje arbolado desde dentro. Es una casa que a pesar de estar en el medio de la ciudad, genera en el espectador la sensación de estar inmerso en el bosque.

También te puede interesar
Casa en la Sierra de Arteaga

Es una obra pensada desde la tectónica, en varios puntos, como el voladizo sobre el zanjón, que además der dejar en evidencia a lo estructural y a la técnica constructiva, permite una nueva forma de percibir la naturaleza misma como de conectarse con ella. Otro aspecto que denota lo tectónico de esta obra, es la desmaterialización de los límites, que logra una constante comunicación entre lo natural y el entorno con el refugio y la construcción.

En cuanto a la morfología de la casa, se plantea desde dos volúmenes que se conectan en los dos metros de ancho que posee el pasillo. Por un lado tenemos el volumen más social, con un ambiente que integra cocina comedor y estar, amplio y vidriado de piso a techo, donde se destaca el vínculo de reversibilidad con el espacio exterior. Este volumen está marcado por dos planos, el plano del piso de hormigón visto, que se despega del terreno natural, y el plano de techo, que con su cielorraso de madera marcan bien la pendiente del mismo. Ambos planos están separados por grandes ventanales que los unen mientras desmaterializan las envolventes y crean un espacio poroso.  La galería que rodea este volumen, trabaja como un espacio intermedio, hibrido, que permite el intercambio constante entre el estar afuera y estar adentro, o ambos, mientras que analizándola desde la técnica logra que estos planos se remarquen y destaquen. Pero no es un detalle menor, que esta galería trabaja como una herramienta constructiva de protección ante el clima.

Por el otro lado contamos con un volumen mas compacto, de ambientes con carácter mas privado.  Esta compuesto por tres dormitorios,  uno de ellos en suite. En todos los ambientes se pueden apreciar grandes ventanales que generan espacios bien iluminados y abiertos hacia la naturaleza. En el exterior esta unión entre los dos volúmenes queda parcialmente desdibujada gracias a dos rajas de vidrio a cada lado del pasillo que desvanece esa unión.

También te puede interesar
Steel Hut, opciones de vida innovadoras

En cuanto a lo constructivo, en el volumen privado se trabajó con un sistema de ladrillos de hormigón celular, con el fin de tener una mejor aislación térmica. Toda la vivienda, posee aislación térmica de celulosa proyectada, considerada una opción que busca un equilibrio ambiental ecológico tanto desde su materia prima como de la buena aislación que genera. Las aberturas poseen doble vidrio hermético, y en su gran mayoría una línea de aluminio A30new, para que la obra alcance el mejor nivel de eficacia energética a pesar de la gran cantidad de envolvente de vidrio que posee. Por este motivo la galería y los aleros vuelven a tener un rol activo muy importante.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas