21.8.2014

Casa JLM, en México

Este proyecto se sitúa en Chicxulub Puerto una de las playas con mayor tradición veraniega del litoral yucateco, a 40 minutos al norte de la ciudad de Mérida en un terreno de 400 m2 con un frente de 10 metros y 40 de profundidad, con una vista franca a la playa, siendo un reto poder desarrollar todo el programa arquitectónico y sobre todos darle vista franca al mar, ya que las colindancias están adelantadas con respecto a los límites de propiedad. 

El resultado una construcción de tres niveles con un dominio pleno del entorno y de las construcciones colindantes. Los propietarios, nos encargaron una vivienda con un programa convencional en dos pisos donde se diera prioridad al encuentro, las reuniones de verano y la vida familiar. Sin embargo nosotros integramos una doble altura, generando un mezzanine arriba de la cocina que da como resultado un área social con vistas hacia la terraza y la playa libres de elementos estructurales que hacen un espacio único en el que se pueden dar todas las actividades sociales.

Esto generó que la zona privada se levantara hasta un tercer nivel por arriba de las casas existentes teniendo una área de distribución que permite contemplar la costa por arriba de la colindancia y al frente se ubicaron dos habitaciones, la de la hija mayor y la recámara principal que generan un lugar desde donde percibir el entorno guardando la privacidad.

El programa se organiza en etapas constructivas: un volumen con elementos prefabricados para poder librar el claro completo de 10 m. En este volumen, hermético que permite vistas desde el interior al exterior únicas, alberga los sociales y en el tercer nivel el volumen se adelanta generando la terraza de planta baja y se levanta como vigía o faro dentro del contexto; ese volumen alberga la zona privada dándole una privacidad para el pleno uso de la zona social. El hormigón simboliza la solidez textura y robustez que protege y se contrapone con el vidrio, transparente y frágil. De esta manera surge una casa bastante clara donde se genera una diversidad de espacios exteriores e interiores vinculados todos por la belleza de la costa yucateca.

También te puede interesar
Urban Barn | Sorauren 118, la narrativa de un granero patrimonial que volvió a la vida

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas