25.11.2009

Casa jardín 0.96 en Igualada, España

La casa se proyecta para una parcela de gran pendiente situada en una ladera urbanizada a las afueras de Igualada. La dirección principal de la misma corresponde a la orientación oeste-este, hallándose el acceso peatonal y rodado en su parte alta (al este). Las vistas son magníficas. La movilidad, a causa de la topografía, complicada. Ambos factores determinan la concepción de la casa.

En efecto, ésta se puede entender como la traducción constructiva de un recorrido peatonal descendente en tres tramos, desde la cota del vial hacia el terreno boscoso que se preserva en el área no construida de la parcela. Este recorrido, posible a través de la cubierta, permite en su transcurso el pleno disfrute de las vistas y en su final, la entrada a la vivienda a través del mismo vestíbulo al cual se accede desde el aparcamiento. Se trata por tanto de una cubierta transitable al tiempo que inclinada.
Desde el vestíbulo hasta la habitación principal, situada justo por debajo de aquél, la privacidad de las áreas habitables aumenta con la disminución de la cota. La zona de estar se encuentra en el segundo tramo de este recorrido, por lo que goza de las vistas más imponentes.
Estructuralmente, la casa funciona en su totalidad como un tubo doblado, una viga formada mediante celosía metálica, cuyos extremos se hallan empotrados en el terreno. Dicha viga-cajón se apoya en la ladera mediante dos esbeltos pilares metálicos, cuya mínima sección permite la disolución del elemento estructural entre los troncos de árboles colindantes.
En cuanto al revestimiento exterior, se plantea una solución económica y ligera, un sistema utilizado por la industria para cubrir los alzados de sus extensas naves industriales. El panel de aluminio nos permite una construcción en seco de la fachada y su peso nos permite liberar cargas en fachada. El carácter de los huecos practicados en él contribuye a la integración constructiva-programática del conjunto.

Sistemas constructivos
El proyecto de la Casa jardín se materializa a partir de dos sistemas constructivos de gran importancia tanto en fachada como en la estructura.
Tanto uno como otro han influido de forma definitiva en la forma final del edificio, podemos afirmar que el resultado formal final responde absolutamente a las necesidades estructurales y constructivas.

También te puede interesar
Las casas espejo, vacaciones de clase alta contemporáneas en Tirol del Sur

Estructura
La forma del espacio planteado para adaptarse en la pendiente, las normativas y las vistas, da forma a la estructura planteada: una viga-cajón que gira sobre si misma, desenvolupada mediante una estructura metálica de barras, anclada al terrero por el extremo superior y apoyada sobre él mediante dos pilares en el extremo opuesto.
Aparte de la estructura definitiva, la obra está construida mediante cimientos y muros de contención de hormigón armado in situ, forjados de chapa colaborante y capa de compresión de hormigón armado.
A excepción del forjado, la totalidad de la vivienda se trata de construcción seca.

Fachada Prefabricada
En cuanto a la fachada, se plantea una fachada prefabricada que consta de los siguientes elementos constructivos:
– Suministro y montaje de fachada opaca multicapa montada in situ formada por: Piel exterior en Panell Formawall 1000 Horitzontal, con mmodulos de ancho 1.000 mm formados por dos laminas de acero microgrecado galvanizado, de 0,8 mm de espesor, convenientemente conformados para formación de unión encadenada entre paneles y ocultación de fijaciones más nucli central de poliuretano inyectado, formando un espesor total de 50 mm. El acabado en la cara vista del exterior es Kynarcolor, el acabado de la cara exterior es Policolor gofrat color estándar, amb un coeficient K = 0,38 Kcal/m2/ºC. Las juntas entre placas están selladas por las dos caras i són totalmente estancas.
– Piel interior formada por aplacado intrados de plaques de yeso laminado sobre perfilaría de plancha de acero galvanizada con perfiles entre 75 a 85 mm de ancho, colocados cada 40 cm, aislamiento entre placas semirigidas de lana de vidrio (MW) de 50 mm de gruix i <= 0,035 W/mK resistencia térmica >=1,45 m2K/W, aplacado con plaques de yeso laminado de 13 mm de grueso, fijada mecánicamente. Se colocan dos plaques para obtener una mejor inercia térmica.
– Remates en todas las oberturas, jambas, remates superiores e inferiores con chapa multicapa de aluminio «alucobond» adaptándose a las diferentes formas.

También te puede interesar
Quincho Moholy

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas