28.2.2007

Casa Fatia, Porto Alegre

La Casa Fatia, elegida para representar a Brasil en la IV Bienal de Arquitectura Latinoamericana (Perú, 2004), hace referencias a la arquitectura moderna brasilera y, a la vez, agrega un nuevo elemento con su compleja geometría prismática. Esta geometría genera una serie de ilusiones espaciales en el interior, elemento ilustrativo del lenguaje arquitectónico de Procter-Rihl.

La casa lidia con el tema universal de los residuos urbanos en las ciudades. La naturaleza cambiante del contexto urbano genera desagradables sitios de residuos a lo largo del tiempo. Estos lugares pueden resultar muy interesantes ya que imponen difíciles problemas a resolver en términos de planeamiento y programa. El proyecto esta locado en un terreno de 3,7m x 38,5m.

Nadar como un evento – la experiencia del voyeur
La pileta, situada en el piso superior, es el principal generador de eventos en el espacio. Esta polariza la atención en la casa, donde los usuarios son todos voyeurs en el espacio, haciendo homenaje al cuerpo, obsesión nacional.

Estructuralmente sostenida por las paredes laterales, la pileta se convierte en un bloque flotante sobre el living. Durante el día, funciona como un filtro de luz solar creando efectos ondulantes que varían según la hora. De noche, con las luces de la pileta prendidas, es una gran fuente de luz coloreada.

Estrategia espacial, geometrías complejas e ilusión
El proyecto fue concebido como una rodaja construida sobre una remanente de residuos urbanos, luego de la apertura de dos rutas en el lado oeste del sitio. El espacio está definido por una serie de decisiones no ortogonales de diseño. El espacio se envuelve y desenvuelve dentro de la forma prismática. Esto desarrolla una serie de distorsiones espaciales que crean la ilusión de un espacio mayor en este angosto terreno.

Una serie de paredes inclinadas a 70º extienden el espacio donde el ojo del observador se sitúe hacia planos más alejados, logrando la ilusión de un espacio mayor. Los techos inclinados crean una perspectiva forzada logrando también una distorsión en la percepción del espacio. Acostumbrados a percibir y entender espacios ortogonales, en una geometría más compleja, el espacio deviene más rico ya que el usuario percibe información conflictiva desde diferentes puntos de vista.

En vez de neutralizar el sitio lineal, Procter-Rihl decidió trabajar con él. Entrando por el pequeño final, la mayor parte del sitio es un espacio abierto continuo destinado a las áreas sociales y al patio interno. Este largo espacio contiene una mesada de 7m. continuos para ser usada como mesa, mesada de cocina y mesa de jardín. El largo espacio otorga una inesperada profundidad al espacio doméstico. En un lugar de estas características, la percepción visual tiende a confundirse haciendo que el sitio se vea más pequeño, pero, como es no ortogonal, incrementando su ancho de 3,7 a 4,8m., la perspectiva es neutralizada. Esta condición crea la ilusión de que el espacio es mayor de lo que realmente es.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas