23.4.2019

Casa entre árboles – Distinguida BIA-AR 2018

La casa se encuentra en el borde de un tupido y antiguo monte de eucaliptos cercano al río Paraná (originalmente pensado para un uso productivo) que ha sido destinado recientemente a uso residencial. Este proyecto fue distinguido en la categoría “Políticas de oficio, tradición e innovación”, de la sección “Prácticas Profesionales”.

Ícono

La superposición entre las lógicas espaciales de una antigua forestación y las demandas residenciales contemporáneas definen el principal desafío al que se enfrenta el proyecto.

Contexto

La casa se encuentra en el borde de un tupido y antiguo monte de eucaliptos cercano al río Paraná (originalmente pensado para un uso productivo) que ha sido destinado recientemente a uso residencial.

Materia

Para evitar interferencias con las raíces de los árboles, toda la casa se asienta sobre pilotines y vigas de fundación que se disponen sobre el nivel del suelo natural. Sobre las mismas, muros de ladrillos cerámicos portantes sostienen una cubierta liviana metálica.

Para el exterior de la vivienda se ha utilizado un revoque negro que se integra mejor con la oscuridad del bosque y tendrá un buen envejecimiento considerando la humedad y hojarasca propia del lugar.

Interiormente los muros blancos generan vistas y perspectivas oblicuas e inesperadas. El cielorraso es también blanco, alto y luminoso. La materialidad interior se continua en las galerías, que actúan como espacios de transición.

Sistema

El análisis de la forestación existente en el terreno determina un área en la cual ubicar la casa a partir de una estrecha relación entre la geometría de la misma y la posición de los árboles.

La vivienda se desarrolla en una sola planta principal y dos pequeños altillos. La proporción horizontal de la misma establece un contraste y una tensión con la marcada verticalidad del bosque.

Una sencilla cubierta a dos aguas y de libre escurrimiento define el perfil superior del volumen que va tomando diferentes alturas a medida que las geometrías de los muros y los techos se intersectan. El punto más alto de la cumbrera se ubica sobre el estar y define la generosa espacialidad interior del ambiente principal de la casa.

Vínculos

La estrategia proyectual ha consistido fragmentar el programa en volúmenes ortogonales de menor tamaño y usos más privados o secundarios. Estos volúmenes se posicionan en diversos ángulos (evitando los árboles existentes) y dejan en el centro una amplia zona irregular y de gran altura (destinada a cocina comedor y estar) que es el corazón espacial y social de la casa. En el perímetro, los ángulos irregulares que el encuentro estos volúmenes van dejando se destinan a espacios intermedios entre el interior y exterior de la vivienda, ya sea en forma de patios -que incluyen algunos de los árboles existentes- o galerías semicubiertas.

Investigación

Desde fuera la casa encuentra su geometría precisa entre los árboles y se relaciona con la penumbra del bosque. Habitar la casa es casi como encontrar un claro entre los eucaliptus, encontrar nuevamente un ambiente luminoso en el interior.

Podés encontrar este proyecto en el Catálogo de la BIA-AR 2018. Obtenelo acá > http://biaar.com/catalogos/

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas