30.3.2022

Casa en una Mercería

La sociedad está evolucionando a una velocidad de vértigo. Los hábitos cambian, nuestra forma de vida se transforma hacia modelos híbridos donde lo digital y lo analógico conviven creando nuevas maneras de comprar, vivir, viajar…

Nuevas oportunidades para espacios obsoletos.

Las ciudades, como no puede ser de otra forma, están cambiando también siguiendo esos movimientos socio-económicos. Éste pequeño proyecto de transformación de una mercería en un apartamento es una consecuencia de todo esto.

 

Los proyectos de Cambio de Uso son muy comunes hoy en día en amplias zonas de ciudades como Madrid.

Donde antes había un comercio de barrio, un taller o una tapicería, hoy surge un apartamento. Las familias son ahora diferentes y no todas necesitan una casa con 3 o 4 dormitorios, salón cocina y jardín, sino que también hay personas que viven solas, o parejas sin hijos o personas que están de paso en una ciudad durante un tiempo concreto.

Esta tendencia pude mirarse desde una perspectiva negativa, si nos fijamos en la pérdida del tejido comercial, económico y social que configuraba los barrios hace unas décadas; o desde un punto de vista positivo si ponemos en valor la oportunidad de reciclaje, nuevas inversiones y revitalización de zonas degradadas que traen consigo los Cambios de Uso.

 

En tan solo 55 m2 este apartamento concentra lo necesario para una vida urbana contemporánea. El espacio rectangular que configuraba la antigua tienda se abraza ahora por una “L” de armarios y cocina, de forma que se libera todo el espacio del local, para aprovecharlo al máximo y recibir en el nuevo “salón-estar-comedor-dormitorio” la mayor cantidad de luz natural posible desde el exterior. Unas lamas doradas direccionan esa luz y quitan o dan privacidad a la estancia según necesiten los usuarios. Por otro lado se aprovecha el antiguo almacén del comercio como baño, quedando oculto tras la “L” de armarios.

También te puede interesar
Casa Zapiola

 

Los materiales utilizados en la reforma son sencillos y baratos, adecuados a la escala de la intervención, sin renunciar a explotar al máximo sus oportunidades expresivas, llenando todo de color, texturas y matices. La combinación de los materiales es muy importante en esta pequeña casa. Se abren dos grandes rectángulos en los frentes de armarios color menta, enmarcados con mármol blanco y alicatados con escamas cerámicas coral, colocados intencionadamente frente a las ventanas para que la luz natural los haga vibrar. En el estrecho baño se juega también con azulejos color turquesa brillo, reflejando la luz, para hacer más sensorial el pequeño espacio disponible. El dorado de las lamas direccionales se repite en los detalles de armarios, luminarias y veteado del mármol del suelo.

 

Un pequeño apartamento que recicla un espacio obsoleto, pensado para urbanitas del siglo XXI.

 

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas