6.5.2014

Casa dos Terraços, en Portugal

Casa dos Terraços es una casa en la costa, con vistas al mar, asentada en una ladera orientada al sur, cerca de la aldea de Carvoeiro. El edificio original data de 1967 y fue habitado como casa de vacaciones. Principalmente, el concepto adoptado para su construcción refleja un enfoque orgánico en su forma y en su relación con la naturaleza.

Inspiración
La arquitectura orgánica portuguesa del modernismo de los años sesenta se puede ver, sobre todo, en las obras de los arquitectos Fernando Távora y Siza Vieira; en las blancas y modernas formas curvas de las obras de Le Corbusier, como la Capilla de Ronchamp (Francia); en el desarrollo orgánico único de las piscinas de sal y de las terrazas naturales en Pammukale (Turquía).

Concepto
El gran desafío era transformar una vivienda básica de vacaciones en una casa permanente para una familia, con todas las características de un estilo de vida contemporáneo. La estrategia principal para este proyecto de renovación se basó en el respeto de la esencia de la construcción existente – orgánica, pura y blanca – y reforzarla con las necesarias obras de restauración, de acuerdo con los actuales sistemas de arquitectura.

En esta casa, la experiencia de vida es multidireccional y visualmente permeable en diferentes direcciones. Por ejemplo, el lado acristalado de la cocina tiene un marco de plena apertura que permite conectar la cocina con el patio central funcionando como un único espacio interior – exterior. La circulación con aberturas cruzadas permite tener un sistema de ventilación natural, eficiente y saludable.

Acabados
El diseño blanco puro de la casa fue restaurado pintando todas las paredes interiores y exteriores con yeso rústico (acabado rugoso). Un suelo de epoxy (tipo de acabado de micro- cemento) se aplicó en casi todas las áreas. Las paredes y pisos de los baños se revistieron con mosaicos hechos a mano. Las mesadas de la cocina se hicieron con acabado de micro-cemento. El patio central y las terrazas se pavimentaron con adoquín portugués. Un área de almacenamiento y estacionamiento ubicado en el la planta -1 se convirtió en una suite con un diseño minimalista.

También te puede interesar
Casa Doran

Estructura
Siguiendo el concepto del máximo purismo, el viejo techo rojo fue sustituido por un techo de azulejos blancos. En una zona de verano muy caliente, esta solución (en combinación con la ventilación natural bajo el techo) añade un principio ecológico, de restauración de la casa y de ahorro de energía. Las escaleras que conducen a la terraza (en la parte superior de la sala de estar) fueron replanteadas en la fachada sur, convirtiendo el patio interior en el principal sector de vida social en una estrecha relación con la naturaleza exterior.

Paisajismo
El jardín sigue el concepto del jardín mediterráneo seco (con un bajo mantenimiento). La mayor parte de la nueva vegetación fue plantada en nuevas jardineras con formas variadas. La línea orgánica de la casa también se proyecta sobre la nueva cubierta y en la plataforma que incorpora una piscina de color blanco puro, acabado en fibra de vidrio. Frente a la terraza de la piscina, las viejas paredes de soporte empedradas fueron transformadas en dos grandes terrazas curvas con plantas orgánicas.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1imhpZp

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas