8.4.2020

Casa Caté

La condición de esquina del terreno y su orientación fueron la pauta para definir la estrategia espacial y constructiva de la casa.

Así mismo la normativa municipal exigía un remetimiento de la esquina libre de construcción casi de la misma área que exigía para el remetimiento posterior del lote, así como un pasillo de servicio también normado. Esto redujo el área constructiva obligando a concentrar la vivienda en el centro del lote.

De esta forma, se disponen 2 piezas independientes de concreto a modo de grandes basamentos de soporte para la casa, donde se guardan espacios de servicios, como closets, baños, habitación de servicio/bodega, lavandería y acceso. Esto libera la planta baja casi en la totalidad del lote, admitiendo por un lado los cajones de estacionamiento (que también exigía la normativa), pero por otro más importante, diferentes programas potenciales a llevarse a cabo en esa planta casi libre: reuniones, talleres, fiestas infantiles, cinema, etc.

Una vez dentro de la casa una escalera conduce a la planta del área social, también lo más abierta posible, donde los volúmenes de servicios quedan ocultos en cajas de madera perimetrales. Ventanales en los muros laterales de la sección transversal de esta planta la dotan de iluminación y ventilación natural. Una celosía de ladrillo protege la casa del sol del sur durante la mañana y el atardecer, aportando también ritmo, textura y escala a la parte superior de la casa, definida exteriormente como un gran bloque de ladrillo negro posado sobre los soportes inferiores de concreto.

En esta planta del área social la escalera es un volumen blanco que parece bajar de la losa y aparece como elemento escultórico en el espacio.

El siguiente nivel se ha destinado a las 3 habitaciones con que cuenta la casa. Inversa a la escalera de la planta anterior, la escalera que lleva a la terraza-azotea es una estructura abierta, ampliando visualmente el espacio del pasillo y núcleo de circulación.

También te puede interesar
Casa en Fontaínhas

La terraza-azotea es un mirador hacia las montañas cercanas, espacio de contemplación y convivencia.

La materialidad de la casa está definida por materiales locales de gran tradición en su uso en Monterrey, tales como el concreto, el ladrillo, el acero y el vidrio, con la premisa de representar a través de estos el corazón industrial de la ciudad.

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas