24.7.2013

Casa Almona, en San Salvador de Jujuy

El terreno se encuentra en el “Club de Campo la Almona”, lugar natural si los hay, ubicado a unos 8 km al suroeste de la ciudad de San Salvador de Jujuy al pie de la precordillera.

Toda esta zona está formada por serranías y cañadas, topografía que se aprovechó para formar, dentro de la urbanización, varias lagunas. Los terrenos por otro lado presentan desniveles muy importantes, que posibilitan, condicionan y proponen a la vez una arquitectura fuera de lo común.

El terreno en sí, no estaba elegido al primer contacto con el cliente y entre varias opciones no dudamos en decidirnos por éste. Un lote con vistas soberbias, grandes desniveles, unos 20 mts entre sus extremos, y por sobre todo orientación norte.

La casa se arma en dos volúmenes simples separados entre sí por el hall de acceso y rotados uno con respecto al otro unos 15º. A su vez la casa esta semienterrada, a tal punto que desde el acceso no se la ve. El enterrarla y aterrazarla permitió ganar algo de superficie de emplazamiento. La casa literalmente vuela en todos sus lados, con la sensación de estarse cayendo del lote. La pileta vuela sobre la barranca teniendo uno de sus vértices unos 4 mts de altura. Este efecto está exagerado con el vertedero de la pileta en tres de sus lados.

A los dos volúmenes sencillos se los protegió al norte con unos grandes pórticos de hormigón armado, altos y despegados de la casa, que permiten circulación de aire y luminosidad.

Por otro el estar comedor, ambiente central de la vivienda, cuenta con una puerta corrediza de tres paños de aluminio de 2,50mts c/u que corren y se embuten en un muro doble dando a esta área, la galería, la pileta con desborde y el paisaje una integración plena. Esta situación es la que da carácter, sin duda, a la obra misma. El lenguaje arquitectónico es contemporáneo, incluso algo brutalista. La obra reposa en el cerro, en dudoso equilibrio y actúa claramente por contraste con las líneas del fuerte entorno natural.

También te puede interesar
Cabaña del techo rojo

La materialidad se llevó a la menor cantidad de elementos posibles. Predominan el hormigón a la vista, el aluminio natural anodizado con vidrios levemente verdes, pisos de madera en dormitorios y el mismo porcelanato en todas las áreas de estar, galerías y la pileta, dando continuidad a todos los ambientes.

Siempre resalto la importancia, en este tipo de proyectos, de la decisión de determinadas personas, de afrontar desafíos, de no conformarse con lo habitual frente a una propuesta diferente, innovadora si se quiere, y de tomar como condicionantes del diseño nada más ni menos, que las vistas, el sol, pararse frente a la naturaleza de otra forma, y de vivir la casa en forma simple, eficiente, sin cosméticos.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas