7.9.2010

Balancing Act en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2010

Balancing Act es un juego de equilibrio. Dos trazos estructurales en el espacio longitudinal de las naves del Arsenale, que operan como reactivo para modificar el espacio inicial. Sobre la clara estructura de la nave, la intromisión que provoca generar una incisión diagonal, sesga la línea previa que marca la estructura antigua.


La armonía entre las dos estructuras ahora contiguas forma un espacio a partir de dos sistemas que se encuentran, se enfrentan y comparan. Es ahí donde la gravedad que transmite su carga en la nave, se combina y reacciona con la nueva estructura. Y el espacio primario ahora juega con las acciones que hemos provocado. Las columnas estructurales que soportan el peso de la nave dan el “tempo” del recorrido. Las nuevas fuerzas incorporadas a este espacio juegan con este ritmo creando un nuevo orden, rompiendo su escala. Esta estructura arquitectónica es la base de la instalación Balancing act, una composición donde varias voces suenan al mismo tiempo, donde la técnica diversa es el modo de alcanzar el objeto polifónico.  Las estructuras contrapuntísticas, de corte predominantemente horizontal, se enfrentan a la armonía del espacio del Arsenale, sobre cuya verticalidad inciden, y los intervalos que la secuencia de columnas dispone en el espacio reciben la inserción de nuevos elementos, como si de nuevas notas a un acorde tonal de perfecto equilibrio se tratara. Esta disonancia tensa e inestable genera una intensa fricción, que deriva a una nueva e inquietante lectura del espacio del Arsenale. Así jugamos con el equilibrio, con las fuerzas del espacio, a partir de las acciones gravitatorias que las estructuras generan. Y el malabarismo aéreo que invoca condiciones espaciales ausentes en el espacio previo, acentúa por lo tanto la consonancia, el orden, la armonía del itinerario que a partir de nuestro espacio continúa en la linealidad la nave, para recibir otras voces. Hemos entendido la totalidad del Arsenale como un tema de contrapunto múltiple, donde a partir de la aparición del espacio inicial, distintas voces ocurren alrededor de dicho tema, desarrolladas y transportadas en intervalos, creando una compleja secuencia compositiva, una “fuga” arquitectónica, en la que diversos espacios se suceden, y en la que el equilibrio disonante del Balancing Act es solo un acorde.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas