25.2.2019

Ahsa Farmstay, turismo sostenible y arquitectura vernácula

Este proyecto permitió examinar la arquitectura como la relación entre edificios y cultura.

En Chiang Rai, al igual que en otros lugares rurales del país, las técnicas de construcción vernáculas no se transmiten de generación en generación. Esta falta de familiaridad junto con el cambiante panorama sociocultural ha erosionado la relación entre los edificios tradicionales y las personas que viven en ellos. A medida que las personas cambian sus medios de vida, las casas tradicionales son cada vez menos relevantes. Las casas vernáculas no se adaptan adecuadamente con «extensiones modernas» o se desmantelan y se venden como madera recuperada, en parte impulsadas por otros edificios mal adaptados.

El proyecto aborda este tema a través del programa de turismo cultural y la adaptación de la arquitectura vernácula para las generaciones futuras. Los turistas vivirán con un anfitrión local en grupos de cuatro casas siguiendo la forma tradicional del estilo de vida del norte de Tailandia. La ventilación natural se emplea para el enfriamiento durante el verano y la ventilación de doble capa para el aislamiento en el invierno. El objetivo es aprender de los conocimientos locales, la cultura y las tradiciones, por lo tanto, adaptarlos cuando sea apropiado para asegurar su relevancia en el presente y en el futuro.

La madera recuperada de las casas desmanteladas se seleccionó como el material de construcción principal. El arquitecto optó por conservar la esencia de los edificios originales en lugar de restaurarlos como un todo. La materia que conformaba los edificios originales se conserva como componentes individuales que se vuelven a ensamblar, adoptando nuevas formas para cumplir nuevas funciones. Se llevó a cabo una extensa documentación de piezas individuales para minimizar el costo de construcción y el desperdicio de material. Algunos materiales tienen formas distintivas resultantes de la carpintería anterior, que se conservan y se celebran. Cada marca cuenta la historia del viaje de cada pieza de madera, dónde ha estado y cómo se usó. Algunos detalles fueron diseñados para imitar los métodos de construcción vernáculos, otros fueron actualizados y mejorados para garantizar la integridad estructural.

El proyecto es altamente específico a su contexto de tiempo, cultura y lugar. El proyecto Ahsa Farmstay considera cuidadosamente el turismo sostenible como un catalizador para los intercambios culturales y de conocimiento, que beneficia tanto a los turistas como a los locales, además de tener un impacto positivo en la comunidad.

Visitá la nota original en inglés > https://arqa.com/en/architecture/cc016-ahsa-farmstay.html

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas