12.9.2011

«World Trade Center»

La caída de las Torres Gemelas llevó a especular con el fin de la era de los rascacielos y con el statu quo mundial que éstas representaban. El vaticinio no pudo ser más equivocado, pese a que la convocatoria de reconstrucción de la Zona Cero hizo patente que muchos arquitectos reaccionaron al atentado proponiendo conceptos que expresaban sentimientos de angustia y se enfrentaban al prepotente ídolo -el rascacielos- significándolo desde nuevos ideales de esperanza y humanidad.

Daniel Libeskind ganó ese concurso con un proyecto envuelto en su hábil retórica emotiva de clichés fáciles y sensibleramente patrióticos: diseñar un masterplan culminado con una torre fetiche que sería signo redentor para una sociedad herida en su fe, en la omnipotencia e invulnerabilidad del imperio.

Pero fue definitivamente la controversia sobre los cambios que se darían a esa propuesta los que delataron que a los intereses de especulación económica no les impresionaba la grandilocuencia simbólica sino volver a hacer de la zona un punto neurálgico de los negocios globales.La Torre de la Libertad es hoy la «Torre 1» y el WTC será un muestrario de eficientes rascacielos firmados por algunas de las más poderosas y mediáticas firmas arquitectónicas, completadas con la estación de transporte de Santiago Calatrava, y exhibiendo un recuerdo a la tragedia con un Memorial. La década transcurrida tras el 11-S ha evidenciado que aquel quiebre en la psique global que el atentado produjo no alteró las intenciones del sistema. La reconstrucción del WTC confirma el fracaso de la posibilidad de una reconversión de ideales y cómo, en esa sinergia, se ha reforzado el narcisismo y la inconsistencia ideológica de la arquitectura y su complacencia con los poderes económicos.

Por ello, observar el nuevo WTC provoca una sensación frustrante de pasado, más que de futuro.

por Fredy Massad
Publicado en ABC.es Internacional el 11/09/2011

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas