28.1.2013

Actuar sobre la segregación temprana: Plan Estratégico Balcarce 2020, Argentina

En las ciudades intermedias se observa una tendencia creciente hacia la segregación socioterritorial que pone en evidencia el fuerte proceso de fragmentación social y urbana por el que atraviesan. Con menor distancia física entre grupos sociales, se consagran marcados contrastes y una distribución asimétrica de oportunidades. El espacio público expresa las desigualdades urbanas en respuesta a esas fuertes diferencias sociales.

La ciudad entonces aparece signada por su homogeneidad en pobreza, por la separación entre grupos sociales y por su aproximación espacial. La segregación no resulta ser un proceso tendencial sino, por el contrario, provocado, inducido, planificado e instituido. Como este tipo de dinámicas está vinculado a la propia acción del Estado, existen pues oportunidades para operar con estrategias que tiendan al control de sus efectos.

En este marco, uno de los objetivos centrales de toda política debiera ser el incremento de la diversidad social en el espacio. Desde esta perspectiva, se elaboraron diferentes estrategias para aplicar en un caso, llevado a cabo para el municipio de Balcarce, en provincia de Buenos Aires. La experiencia consistió en la puesta en marcha del Plan Estratégico “Balcarce 2020” (*).

Fue llevada a cabo en el marco del Programa Multisectorial de Preinversión (Banco Interamericano de Desarrollo BID). Su objetivo fue viabilizar el desarrollo general de la región, mejorar las condiciones de vida de sus habitantes y ofrecer un conjunto de instrumentos de planificación y gestión territorial destinados a establecer una política que impulse al municipio como promotor del desarrollo económico sustentable.

Intervención en la pampa austral
Balcarce es un municipio de la zona sudeste de la Provincia de Buenos Aires (Argentina). Limita al este con Mar Chiquita, al norte con Ayacucho, al noroeste con Tandil, al sudoeste con Lobería y al sudeste con General Alvarado y General Pueyrredón. Posee 42 mil habitantes, de los cuales 83% corresponde a población urbana y el 17% restante a población rural, en un territorio de 4.120 km2, siendo uno de los de mayor extensión de la provincia.

Se ubica en el área denominada “pampa austral”, en una zona de clima templado. Estas características, sumadas a la influencia oceánica, contribuyen a que sus suelos sean de alta fertilidad, propicios para el desarrollo de actividades productivas, agrícolas y ganaderas. Las características de su topografía definen numerosas cuencas, lagunas y sierras, constituyendo un atractivo paisaje natural.

La ciudad cabecera del municipio de Balcarce, que lleva el mismo nombre, se encuentra en el baricentro y se vincula con el territorio circundante a través de un sistema de rutas que permite una conexión rápida con ciudades próximas de relevancia económica y productiva en el ámbito regional y provincial, como Tandil, Necochea y Mar del Plata, así como también con la región metropolitana de Buenos Aires.

En la escala local, la población urbana se distribuye en seis centros. El de mayor importancia es la ciudad de Balcarce, que concentra el mayor porcentaje de población urbana, llegando a los 35 mil habitantes. Luego, encontramos las localidades de Napaleofú, Ramos Otero, Bosch, Los Pinos y San Agustín, de tamaño sensiblemente menor. Su estructura revela la primacía de la ciudad cabecera sobre el resto del territorio departamental.

Los desafíos a sortear en el territorio
La actividad predominante fue tradicionalmente la producción agropecuaria y hoy persiste esa gran importancia, destacándose el cultivo de papa, soja y cereales. Aunque de menor relevancia, la actividad ganadera se desarrolla en la región noroeste del municipio. Por otra parte, la explotación minera incluye establecimientos activos e inactivos de extracción de arcilla.

La economía local se ha diversificado en los últimos años, a través del desarrollo industrial, en las ramas metalmecánica y textil; y a través del impulso del sector servicios, orientado al turismo. Su posición privilegiada entre las sierras y el mar, con un entorno natural muy atractivo y que ofrece alternativas de esparcimiento y de deporte al aire libre, le otorga potencial turístico.

Sin embargo, esta actividad puede entrar en conflicto con otras, como las primarias y secundarias. En cuanto al equipamiento, el sistema viario conecta las localidades del municipio y a éstas con ciudades próximas. Por su parte, el servicio ferroviario fue desactivado en la década del 90, en línea con las políticas y acciones llevadas adelante en el resto de la provincia y del país. En lo que respecta a los servicios básicos urbanos, la planta urbana posee una superficie cubierta por redes de agua y de saneamiento. Asimismo, existen sectores no conectados, áreas no cubiertas por las redes y la calidad de los servicios; y las características de los equipamientos sanitarios, educativos, culturales y recreativos.

En síntesis, Balcarce posee numerosas ventajas cualitativas que constituyen oportunidades para el desarrollo local, ya sea por su ubicación estratégica como por su capacidad productiva; sus actividades primarias, secundarias y terciarias; sus características naturales y su paisaje. Una primera aproximación a este territorio permite identificar desafíos a sortear y posibles temáticas a abordar por considerarse conflictivas. Con lo cual, para un mayor desarrollo, sustentable en el tiempo y capaz de mejorar las condiciones de vida de su población, Balcarce debe aprovechar esas oportunidades.

Proceso identificado a diferentes escalas
El plan estratégico elaborado se focalizó en el proceso más que en el producto a lograr, de modo de transformarse en una herramienta para la gestión del desarrollo local. Para ello, se trabajó articuladamente con el gobierno municipal y con los principales actores sociales involucrados. El propósito planteado fue contribuir a la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes, la preservación de los recursos ambientales, el desarrollo socio-económico y la convivencia armónica de las distintas actividades.

Como marco problemático, se identificó en el municipio un proceso socioterritorial de segregación temprana que comienza de manera incipiente a introducir procesos de fragmentación que se manifiestan en tres escalas. A escala de la región, si bien cuenta con una localización estratégica, la presencia dominante de Mar del Plata y de Tandil inhibe a Balcarce de capacidades autónomas para un mayor desarrollo local, y genera una fuerte dependencia de servicios.

Desde la escala municipal, dada la gran extensión del distrito y un desarrollo desigual de las diferentes localidades del interior respecto de la ciudad central, genera insuficientes inversiones en materia de infraestructura de servicios públicos y equipamiento social. Finalmente, a escala de la ciudad, la estructura urbana ofrece una fuerte centralidad que deviene en una distribución de funciones de manera asimétrica, favoreciendo un crecimiento urbano de carácter desigual y una ocupación del espacio de tipo desigual.

Formulación de estrategias de actuación
Para responder a los procesos de segregación temprana identificados a diferentes escalas, se formularon 10 estrategias de actuación:
– Estrategia 1: Estructurar relaciones de cooperación
Estructurar relaciones territoriales de cooperación y complementariedad regional, fortaleciendo la identidad regional y el desarrollo de actividades agroproductivas y las actividades turísticas en base a recursos naturales y paisajísticos comunes.
– Estrategia 2: Diversificar el perfil productivo local
Delinear con el conjunto de actores sociales un perfil productivo que permita asegurar el desarrollo sustentable del partido, fomentando el turismo, generando la marca “Balcarce” y diversificando la producción local y la prestación de servicios diferenciales.
– Estrategia 3: Potenciar el papel de las localidades
A partir de la capacidad instalada, fortalecer acciones de complementariedad entre localidades del interior y potenciar la localización de nuevas actividades, de modo de evitar desarraigos y equiparar infraestructuras y equipamientos.
– Estrategia 4: Fortalecer y potenciar la gestión local
Dotar al aparato municipal de mayor capacidad de control y gestión, ajustando el organigrama funcional; generando un nuevo área de Planeamiento; capacitando personal; incorporando nuevos instrumentos económicos, normativos y de gestión; y mejorando su infraestructura y equipamiento.
– Estrategia 5: Paisaje local como derecho colectivo
Instalar al paisaje local como un valor ambiental a preservar colectivamente, restaurando los “corredores verdes” e integrando el entorno urbano y los accesos como microrregiones a la “cuenca visual” del paisaje balcarceño.
– Estrategia 6: Tratamiento integral de residuos urbanos
Desarrollo de un programa compartido de gestión ambiental que tienda al tratamiento integral de los residuos urbanos, financiable localmente, que contemple la situación del relleno sanitario y la separación en origen.
– Estrategia 7: Ciudad más integrada y más equilibrada
Generar un modelo de crecimiento de la ciudad más integrado y equilibrado sobre las laderas rocosas del sur, completando la dotación de infraestructura y servicios urbanos básicos y consolidando el tejido con una densidad poblacional media.
– Estrategia 8: Generar una nueva centralidad urbana
Conformar una nueva centralidad urbana sobre el área de la Estación Balcarce, como elemento reactivador de la zona y nodo integrador urbano, captando la disponibilidad de tierra ferroviaria e instalaciones en abandono.
– Estrategia 9: Jerarquizar la red de conectividad vial
Reestructurar el sistema de tránsito urbana, considerando los accesos, la conectividad interna, la jerarquización de la red, la diferenciación por modos, la ruptura de cargas y la reducción de velocidades, en el marco de un programa de seguridad vial.
– Estrategia 10: Conservar y promover la identidad local
Conservar la identidad de la ciudad y sus localidades, resguardando el patrimonio histórico y el legado pampeano y automovilístico, recuperando arquitectura de valor, promoviendo áreas de protección cultural y natural, y fomentando un programa de turismo.

En consecuencia, las ciudades intermedias como Balcarce deben asumir sus problemas crecientes de segregación socioterritorial. Solo así podrán comenzar a aplicar programas de actuación en favor de una movilidad social ascendente que reoriente a las dinámicas urbanas y que promueva un mayor acceso a la ciudad, con una mayor interacción física entre grupos que comparten el territorio. De no ser así, deberemos resignarnos a vivir en ciudades cada vez más fragmentadas, más injustas, más violentas.

(*) El equipo del Plan Estratégico “Balcarce 2020” estuvo conformado por: Dr. Arq. Guillermo Tella (Coordinación Ejecutiva); Lic. (Econ) Gustavo Mosto y Lic. (Geog) Diego Rodríguez (Desarrollo Local); Arq. Martín Delucchi (Desarrollo Urbano); Arq. Manuel Ludueña (Evaluación Ambiental); Abog. Daniel Cassano y Lic. (Urb) Alejandra Potocko (Normativa Urbanística); Lic. (Econ) Oscar Bianchini (Evaluación de Proyectos); Arq. Patricia Mayo y Arq. Victoria Jones (Producción Gráfica); y Arq. Mónica Tomas (Producción Cartográfica).

Más información >  www.guillermotella.com

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas