10.11.2011

Spaceport America, New Mexico, USA

Ubicado en el desértico paisaje de Nuevo México, el Spaceport (Puerto Espacial) será el primer edificio de este tipo en el mundo. Su diseño tiene como objetivo articular la emoción del viaje de los primeros turistas espaciales, generando un mínimo impacto sobre el medio ambiente. Visto desde el espacio, la terminal evoca el logotipo de la marca del ojo del Virgin Galactic. Al acercarse por la histórica ruta del Camino Real, la forma orgánica de la terminal crece sutilmente en el paisaje. Organizado a partir de un muy eficiente y racional programa, el puerto espacial ha sido diseñado en relación a las dimensiones de las naves. También mantiene un cuidadoso equilibrio entre accesibilidad y privacidad. Las áreas de los astronautas y los espacios de los visitantes están totalmente integradas con el resto del edificio, mientras que las zonas más sensibles -como la sala de control- son visibles, pero tienen un acceso limitado. Los visitantes y los astronautas entran al edificio a través del corte de un profundo canal en el paisaje. Los muros de contención forman un espacio de exposición que documenta la historia de la exploración espacial junto a la historia de la región y de sus pobladores. El fuerte eje lineal del canal continúa dentro del edificio a través de una galería a nivel  que conduce hacia el super hangar, el cual alberga la nave y la sala de simulación. La fachada acristalada que mira a la pista de aterrizaje otorga a la plataforma de la terminal inmejorables visuales hacia la llegada y salida de las naves espaciales. Con una mínima emisión de carbono y pocos requerimientos de energía adicional, el programa ha sido diseñado para lograr la prestigiosa acreditación LEED Gold. Los niveles bajos de la terminal se excavan en el terreno para aprovechar la masa térmica y amortiguar el impacto de los climas extremos de Nueva México en la construcción. A su vez, el edificio captura los vientos del oeste para la ventilación, y aprovecha al máximo la luz del día a través de claraboyas. Destinado a ser construido con materiales locales y técnicas de construcción regionales, la terminal pretende ser sostenible y sensible a su entorno.

Located in the desert-like landscape of New Mexico, Spaceport will be the first building of its kind in the world. Its design aims to articulate the thrill of space travel for the first space tourists while making a minimal impact on the environment. Viewed from space, the terminal evokes Virgin Galactic’s brand logo of the eye, and is suggestive of an elongated pupil, with the apron completing the iris. Approached from the historic El Camino Real trail, the terminal’s organic form appears as a subtle rise in the landscape. Organised into a highly efficient and rational plan, Spaceport has been designed to relate to the dimensions of the spacecraft. There is also a careful balance between accessibility and privacy. The astronauts’ areas and visitor spaces are fully integrated with the rest of the building, while the more sensitive zones – such as the control room – are visible, but have limited access. Visitors and astronauts enter the building via a deep channel cut into the landscape.

The retaining walls form an exhibition space that documents a history of space exploration alongside the story of the region and its settlers. The strong linear axis of the channel continues into the building on a galleried level to the super hangar – which houses the spacecraft and the simulation room – through to the terminal building. A glazed facade on to the runway establishes a platform within the terminal building for coveted views out to arriving and departing spacecraft.

With minimal embodied carbon and few additional energy requirements, the scheme has been designed to achieve the prestigious LEED Gold accreditation. The low-lying form is dug into the landscape to exploit the thermal mass, which buffers the building from the extremes of the New Mexico climate as well as catching the westerly winds for ventilation; and maximum use is made of daylight via skylights. Intended to be built using local materials and regional construction techniques, it aims to be both sustainable and sensitive to its surroundings.

También te puede interesar
Ministerio de Medio Ambiente de Alemania

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas