M.R HOUSE

gon architects
M.R House es el resultado de una rehabilitación compleja, construida por múltiples capas de distintas épocas con un alto nivel de detalles y acabados que revelan la multiplicidad de sus transformaciones a lo largo de los años.
948

Rehabilitación de una vivienda para un fotógrafo en el barrio de los Austrias

En enero de 2016, M.R, un prestigioso fotógrafo de moda que trabaja, entre otras revistas, para Vogue USA, y que ha vivido muchos años en Nueva York, nos encarga la rehabilitación integral de un piso de 175 m2 situado en la planta tercera de un edificio construido a principios de 1900, en la calle Leganitos, en pleno centro de Madrid, muy cerca de la recién inaugurada Plaza de España, para que lo transformemos, en gran medida, en un escaparate de su estilo de vida de trotamundos.

Cuando visitamos por primera vez la casa, lo que nos llama la atención no es tanto su gran fondo edificado, o los tres patios que facilitaban la ventilación e iluminación natural de la casa, que aún así parece oscura, como su atmósfera burguesa decadente, no sin cierto aire mágico. Un aire que, definitivamente, viene definido por unas características espacio-materiales intrínsecas a este tipo de viviendas de gran escala, como la estructura jerarquizada de habitaciones concatenadas, sus gruesos muros de carga, los pavimentos de mármol y pizarra en forma de damero, las paredes empapeladas, la gran cantidad de puertas de suelo a techo de distintos formatos y transparencias, la presencia de tres chimeneas, o los techos altos rematados por molduras perimetrales y rosetones centrales.

El reto de este proyecto es claro: conservar el encanto del espíritu original de la casa integrando en el nuevo diseño las muchas historias que la casa ya contiene. Frente a la idea de hacer desaparecer la arquitectura de la vivienda sin dejar huella de lo que fue, se apuesta por trabajar con la memoria como un material más de proyecto, en una intervención capaz de mantener el ‘fantasma’ del siglo XX pero llevado al siglo XXI.

La reforma, que se dilata a lo largo del tiempo cinco años entre distintas fases de proyecto, licencias necesarias y ejecución de la obra, busca la convivencia entre los valores estructurales, espaciales y materiales originales de la casa, y aquellos que la técnica contemporánea traduce en comodidades domésticas que hacen de la vivienda un lugar confortable y más sostenible.

El diseño de la pluralidad de espacios domésticos en la casa se ha llevado a cabo a partir de dos estrategias bien diferenciadas:

Una que reutiliza, aprovecha y reinterpreta los elementos más identitarios de la casa, como por ejemplo las 22 puertas existentes, o las 955 baldosas de pizarra y mármol presentes en los pavimentos originales, que se clasifican a modo de inventario. Esta metodología de trabajo tan minuciosa como delicada -casi quirúrgica-, nos permite realizar una labor de limpieza, aproximación y descubrimiento del proyecto que facilita su reubicación, de forma individual o ensamblada, en la planta de la nueva vivienda, y darle así una segunda vida. Todos aquellos elementos que no pueden ser conservados y recuperados, como por ejemplo las molduras o las chimeneas, se reinterpretan y se construyen según un lenguaje contemporáneo coherente con la casa. Para aquellos otros elementos que se necesitan y no existen, como las puertas de los armarios, se digitalizan ciertos patrones decorativos existentes; y se pantografían mediante un sistema de control numérico, con hendiduras en una versión en negativo para diferenciales de las originales, sobre nuevos materiales soportes.

La segunda estrategia busca realizar operaciones espaciales de gran calado acordes con los modos de vida contemporáneos, como establecer conexiones continuas y fluidas entre todas las estancias de la casa gracias a la demolición de tabiques y la atomización de ciertas piezas. Como, por ejemplo, la cocina o los baños, donde se independiza el inodoro de la ducha y del lavabo, consiguiéndose difuminar los límites entre lo público y lo privado, o lo interior y exterior. Así como también se han introducido espejos, estratégicamente situados, que pretenden generar ilusiones ópticas que duplican y amplían las estancias.

Un viaje en el tiempo, un minucioso trabajo de arqueología material y espacial, en el que se reivindican los procesos artesanales, que bucea en un pasado en el que se han introducido elementos del futuro para vivir un presente que conserva esa energía que tanto nos emocionó el primer día.

CRÉDITOS

Localización Madrid, España

Año 2021

Superficie construida 175 m2

Cliente Privado

Arquitectura gon (Gonzalo Pardo) + Ana Torres

Equipo Alejandro Sánchez, Carol Linares, María Cecilia Cordero, Iván Rando, Celia Urbano, Kostís Toulgaridis, Cristina Ramírez

Construcción Proiescon s.l.

Cocina Vonna Estudio

Carpintería de madera Alma Ebanistería

Pavimento Cantera Viva s.l.

Molduras Orac Decor

Griferías Cristina Rubinetterie

Iluminación Oliva Iluminación s.a 

Fotografía Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán + Rocío Romero)

Información de la obra

Otras obras del autor Ver más

Comentarios

Loading Comments…
more
Allowed HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <blockquote> <code> <em> <strong>