Limeñita

gon architects
Cevichería en el Mercado de Santa María de la Cabeza, en Madrid
942

Ceviches, zumos, causas o tamales son algunos de los platos típicos peruanos que, preparados en el momento para llevar -al paso-, se venden en Limeñita, el puesto número 8 del mercado de Santa María de la Cabeza de Madrid.

Frente a la idea de diseñar un espacio donde existe un límite físico claro entre el vendedor y el cliente a través del tradicional mostrador-expositor, que no solo los separa sino que también distingue el interior privado del exterior público del local, la intervención busca diluir todos estos límites proyectando una solución donde el puesto forma parte del espacio de circulación y la esfera social del mercado. 

Este objetivo se consigue mediante la introducción, en los apenas 8m2 del local, de un elemento habitual del paisaje urbano de muchas ciudades del Perú (y de Latinoamérica en general) como es el puesto callejero de comida ambulante; un dispositivo móvil cuya mayor singularidad es, además de mostrar y servir comida, aglutinar a su alrededor a personas de distintas edades y procedencias, desempeñando una función equivalente a la de un espacio público o plaza. Esta estrategia de descontextualización contribuye a que el interior del local se transforme idealmente en una calle, expandiendo sus límites hacia el mercado y convirtiéndose, por tanto, en un exterior.

El resultado de esta apropiación y reinterpretación cultural es un objeto portátil capaz de ser replicado en futuros espacios, interiores o exteriores: un carro metálico, esbelto y alargado, de dimensiones 2,30×0,60×2,10 metros, con seis ruedas, lacado en blanco RAL 6019 y construido con una tecnología de bajo coste. Esta estructura, que se adapta a las necesidades que este tipo de puestos demandan, cuenta con un sistema de refrigeración para mantener fríos los alimentos, una superficie de trabajo de krión, expositores, almacenajes ocultos, iluminación perimetral con tira de led, sistema de sonido y red wifi. 

Mientras que el área del servicio se localiza en el carro, espacio donde tiene lugar la relación directa cocinero-cliente, toda la preparación de los alimentos se produce en la cocina: un espacio separado tras unas puertas de vaivén con un ojo con forma de lima. 

El color verde, color que el imaginario colectivo otorga a lo natural y que también es una herramienta para una sociedad que convierte recursos, materiales y paisajes en estéticas y objetos para el consumo, invade todo el interior como si de habitar una fruta se tratase. En este caso, una lima. El efecto se potencia, duplicándose, con un espejo situado en el techo, a la vez que genera otras realidades y puntos de vista inesperados. 

Más que ser un puesto del mercado, Limeñita tiene la vocación de ser un espacio público, un aglutinador de actividad y gente, un punto de referencia (como para no verlo) que, en torno al deseo de la comida y al placer de comer, genera un lugar de encuentro para los vecinos del barrio de Delicias. Su condición móvil facilita que, aunque hoy se disponga dentro del puesto número 8, mañana es posible que esté en alguna calle de alguna ciudad, festival o evento donde la atmósfera se llenará de palabras al grito de: ¡al rico ceviche con leche de tigre! 

 

CRÉDITOS

Localización Madrid, España

Año 2022

Superficie construida 8 m2

Cliente Privado

Arquitectura gon architects + La traviesa

Arquitectos responsables Gonzalo Pardo, Elisa Fernández Ramos

Equipo de diseño Carol Linares, Cristina Ramírez, María Cecilia Cordero, Kostís Toulgaridis, Celia Urbano.

Construcción REDO Construcción

Carro Remai s.l.

Diseño gráfico Sofía Corredoira

Fotografía Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán + Rocío Romero)

Información de la obra

Otras obras del autor Ver más

Comentarios

Loading Comments…
more
Allowed HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <blockquote> <code> <em> <strong>