Casa de Santo Adriano

Tiago do Vale Arquitectos
Una Rehabilitación Sencilla y Serena
457

La Casa de Santo Adriano es un ejercicio de equilibrio entre necesidades opuestas.

El barrio de Duarte Pacheco, donde se encuentra la casa, se construyó entre 1935 y 1939, en el marco de las políticas de vivienda social del Estado Nuevo, en un momento de gran necesidad de viviendas capaces de cumplir las normas mínimas de salubridad para las clases más desfavorecidas.

Diseñadas modestamente en un estilo simplificado “Portugués Suave”, estas viviendas económicas se construían sobre cimientos y muros exteriores de mampostería de granito, con las estructuras del suelo y el techo de madera de roble. De volumen muy sencillo, tenían fachadas lisas con simulación de cantería en mortero.

Estos Barrios de Viviendas Económicas son documentos relevantes del urbanismo del Estado Nuevo, pero la mayoría de sus ejemplos, considerados sin valor, están ya demasiado modificados y ruinosos para que su conservación sea pragmáticamente viable.

Desde el punto de vista tipológico, estas casas están demasiado alejadas de los patrones de vida contemporáneos: su dificultad para satisfacer las necesidades de vivienda actuales y futuras -al presentar superficies mínimas y excesivamente compartimentadas, fuertes limitaciones funcionales y niveles de confort extremadamente bajos- es la principal razón por la que la mayoría de ellas ya han sido parcialmente destruidas por agresivas modificaciones y ampliaciones.

 

De este modo, una parte importante del enfoque de este proyecto es recuperar elementos ya perdidos de la construcción original y diseñar su transformación funcional sin comprometer su identidad y valores originales.

Aunque se aplicó un aislamiento térmico exterior que permite un rendimiento energético con los estándares actuales, se recuperó toda la mampostería simulada.

Se instalaron marcos de ventanas contemporáneos con corte térmico y la paleta rígida y convencionada del Estado Nuevo se enriqueció con nuevos colores.

También había un pequeño garaje adjunto. Este pequeño volumen se amplió, alineándose con el volumen del garaje vecino, lo que permitió la creación de una nueva oficina fácilmente adaptable en una sala accesible.

Ambos volúmenes están conectados por una galería ligera, cerrando todas las circulaciones pero respetando la lectura de los volúmenes autónomos preexistentes.

 

Manteniendo la distribución programática original (así como la ubicación preexistente de todas las infraestructuras), se rediseñó y mejoró el diseño interior para conseguir una organización más atractiva, cómoda y eficiente.

Se ha implantado el suelo de pino, así como las paredes blancas que maximizan la sensación de espacio y luz natural, y se introdujeron elementos de mármol de Estremoz en las zonas húmedas, en un enfoque pragmático y de bajo coste.

En la planta baja, que contiene los espacios sociales, el planteamiento fue eliminar toda la compartimentación, integrando el pequeño espacio del sótano (revelando el sistema constructivo original aún presente) y rediseñando la escalera de forma más eficiente (bajo la cual se encaja una pequeña cocina y se oculta un baño de servicio y una zona técnica).

En la planta superior, que contiene los espacios de dormitorio, se ajustó el diseño de los dormitorios para hacerlos idénticos, con un tabique mecanizado que se retira hacia el espacio del techo, creando una gran suite.

 

La Casa de Santo Adriano, en su génesis, buscaba ofrecer sólo un mínimo de confort y salubridad según los estándares de su época – estándares que ahora, en sí mismos, ya serían considerados insostenibles.

Por lo tanto, este proyecto pretendía no sólo dar lugar a una construcción con prestaciones adecuadas para la actualidad (con el reto añadido de no privar al edificio de su carácter, poniendo en duda sus méritos o identidad originales) sino, sobre todo, diseñar en sus espacios mínimos una experiencia vital rica y placentera, una vivienda con espacio para el confort, la tranquilidad y los momentos de descanso.

Dentro de un contexto en el que las limitaciones están siempre presentes, debía existir un espacio para la memoria, la experiencia estética, el juego de la luz en sus interesantes formas y la poesía.

 

 

FICHA TÉCNICA

NOMBRE DEL PROYECTO        Casa de Santo Adriano
ARQUITECTURA                 Tiago do Vale Arquitectos (http://tiagodovale.com)
EQUIPO DE PROYETO            Tiago do Vale, com Maria João Araújo, Camille Martin, Priscilla Moreira, Florisa Novo Rodrigues, Teresa Vilar, Clementina Silva, Hugo Quintela, Adriana Gomes
AÑO DE PROYETO                2018-2020
PROGRAMA                    Residencial
LOCALIZACIÓN                Braga, Portugal
CLIENTE                        Filipe Costa
ESPECIALIDADES                SIPC L.da (http://sipc.pt)
CONSTRUCCIÓN                Construbox L.da (http://construbox.pt)
AÑO DE CONSTRUCCIÓN        2020-2021
ÁREA DE IMPLANTACIÓN        95 m2
ÁREA DE CONSTRUCCIÓN        133 m2
FOTOGRAFÍA                    João Morgado (http://joaomorgado.com)

Información de la obra

Otras obras del autor Ver más

Comentarios

Loading Comments…
more
Allowed HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <blockquote> <code> <em> <strong>