27.1.2014

VN Garden Pavilion

Recibí una llamada urgente de un cliente que me pedía transformar un modesto refugio de madera en un nuevo y más grande pabellón para su jardín.

Era una construcción básica ubicada en un patio ecléctico que servía a una villa de lujo. La casa estaba rodeada de sucesivas extensiones kitsch. El encargo fue diseñar una estructura de jardín capaz de albergar, cuatro meses después, una boda familiar. El reto no era prometedor! El objeto a transformar era frágil y demasiado pequeño. Durante el proceso los clientes compraron la propiedad vecina y el proyecto ganó un nuevo frente con nuevas posibilidades!

Las viviendas del vecindario son humildes con una gran variedad de formas, colores y fachadas. El paisaje de los alrededores es una de combinación de contaminación constructiva y caótica ocupación del suelo. Entonces me acordé de lo que solía repetir Manuel Graça Dias: «El paisaje está ocupado con las casas, muchas casas y otros edificios, los inventos que hacen posible la vida, que lo hacen más «naturales», ni feos ni bonito, carreteras, canales de agua, tanques, conductos de energía, hornos, fábricas, escuelas, iglesias (…) lugares simbólicos que son una celebración de la vida ordinaria y la sociabilidad (…)«.

Dejé a un lado las cosas que me gustaría hacer y empecé a trabajar. Empecé con una lectura diligente de la antigua Enciclopedia de la Construcción Civil de F. Pereira da Costa para estructuras de madera.

La idea era extender los 100 m2 existentes con una nueva cubierta para lograr un espacio cerrado de 270 m2, extendiendo simétricamente la estructura hacia el oeste, consiguiendo así más de 150 m2. Esta estructura simétrica no iba a estar cubierta, sería sólo un esqueleto en una terraza. En el caso de un evento especial, como la boda, se podían desmontar las nuevas ventanas acristaladas frente a la terraza y cubrir la estructura con un gran revestimiento textil que haría desaparecer el espacio de la tarde y convertirlo en una gran sala de noche de casi 450 m2 cubiertos.

También te puede interesar
Landaburu Borda | Finalista Premios FAD 2020

Durante el trabajo, en un momento determinado sucedió lo impensable: la antigua estructura se retiró y se rehizo desde cero. En la propiedad lindera recientemente adquirida había una casa y una pequeña fábrica. La fábrica fue demolida para extender el parque y de la casa existente solo se dejaron unas ruinas de piedra que encierran el jardín.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas